Foto: Ricardo Antúnez / AdhocFotos
El Mides improvisa y sus autoridades muestran falta de preparación, sostuvo la diputada Melgar
16/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/Micaela-Melgar.mp3

En InterCambio fue entrevistada la diputada Micaela Melgar y ex responsable del programa Calle del ministerio de Desarrollo Social (Mides), respecto a la situación actual del programa y de los problemas que provocó la falta de transición.

Luego de haber criticado la gestión del Mides y de sus programas cuando fue oposición, el subsecretario del organismo, Armando Castaingdebat, admitió que «es imposible lograr que no haya personas en situación de calle».

Para la diputada, lo expresado por el viceministro muestra «la falta de preparación o de interés previo» en los problemas del desarrollo social.

«Lo que le está pasando al Mides es que está teniendo un formato de resolución de los problemas muy improvisado. Se les presentó el invierno y no tenían una planificación. Ahora está pasando en la crisis social y sanitaria», indicó.

Particularmente en lo relativo al programa Calle, la diputada sostuvo que las autoridades actuales cometieron los mismos errores que en la gestión pasada, por ejemplo, «en pensar que el ingreso masivo de personas a lugares con poco acompañamiento iba a resolver la situación (…) grandes galpones con 200 personas por una noche».

La legisladora recordó que la gestión anterior a la actual lo hizo inicialmente y luego de ser evaluado con profesionales y trabajadores, se resolvió no volver a hacerse «porque salía caro, porque no era eficiente y acumulaba errores que podían evitarse».

«Una persona que está en situación de calle no necesita mejorar su pernocte en dos o tres días. Lo que necesita es generar un proceso de acompañamiento para ir restaurando derechos para que mejoren su acceso al mercado laboral que es la forma en que las personas salen de la pobreza», expresó.

En este sentido, Melgar destacó que ha sido evidente que estos problemas también se produjeron por la falta de transición entre las autoridades salientes y entrantes del Mides, algo que sucedió también en otros ministerios.

«Los que iban a ser directores en el Mides me seguían en Twitter pero nunca se contactaron conmigo, previamente, para al menos hacer disponible la información que se tenía y evitar cometer los mismos errores», acotó.