El liderazgo de Evo Morales quedó dañado en su propia base social y política, dijo Padrón
16/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/20201116_Padron.mp3

En su columna en InterCambio de M24 el analista Álvaro Padrón prosiguió evaluando el resultado electoral en Bolivia, el proceso que lo produjo, lo que valoró como los errores de Evo Morales y lo que definió como una excesiva dependencia latinoamericana de las personas y los liderazgos.

Con los recientes comicios y su resultado, “lo que pasó fue el cierre de un ciclo de crisis institucional” al cabo del cual “volvió la democracia a Bolivia” y esto “no es una noticia menor” dado el contexto de la región, en la que este tipo de desenlace “empieza a ser una excepción” nuevamente.

Padrón enfatizó en su análisis una valoración negativa del “tema de los liderazgos” políticos, respecto de los cuales los latinoamericanos “tenemos una dependencia muy fuerte”. En este sentido “nos obligan siempre a tener a las personas como referencia”, es decir que “ponemos en el centro a las personas” y mucho menos a “los colectivos”. Así, esas personas devenidas en liderazgos tienen dificultades “para dar un paso al costado”, lo que en parte sucede porque se generan entornos y “el poder convoca a alcahuetes”.

Este tipo de evoluciones “pasó en Bolivia de una manera dura con Evo Morales, que es un líder muy respetado (…) pero se equivocó” cuando “insistió en una cuarta reelección” tras convocar a un referéndum, en el que “la gente” le dijo “que no” pero Morales “igual siguió para adelante”.

Entonces “desde ese momento el liderazgo de Evo Morales quedó dañado (…) socialmente (…) en su propia base social y política” y así, “con esa mochila” el líder del MAS “fue a la elección de 2019”, relató el columnista.

Después resumió la suma de dificultades que debieron enfrentar el MAS y el campo popular boliviano durante el año transcurrido de gobierno de facto, y reseñó cómo ese partido-movimiento se vio obligado a confrontar con un bloque golpista en el que predominan la mentira y la corrupción.

Frente a ese tipo de bloques y más allá del país en el que actúen, “sembrar conciencia es la única garantía” para la defensa y el avance del interés popular mayoritario, como se verificó una vez más en Bolivia, donde el pueblo “salió a defender lo que sintió como propio”, caracterizó Padrón.

Como en su columna anterior, reiteró la necesidad de tener “cuidado” ya que “Bolivia quedó muy mal” debido a que allí “durante un año hicieron lo que a (Mauricio) Macri le llevó cuatro años” hacer en Argentina. Por eso, a Bolivia “va a costar muchísimo volver a levantarla” y además, desde dentro y desde fuera “la estrategia que van a usar para ahogar ese proceso es el aislamiento” internacional, porque “no les van a perdonar que ganaron”.