EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Música en claridad

El FA no comunica y no logra instalar debates sobre los recortes, sostuvo el senador Oscar Andrade
10/03/2021
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2021/03/20210310-EntreCejaYcejaBocaAndrade.mp3
Descargar Audio

El senador del Frente Amplio, Oscar Andrade, dijo a Todo Por la Misma Plata que la pandemia no fue la que recortó los programas de psicomotricidad, ni las becas de Uruguay Estudia, ni el plan de vivienda, ni hizo que la ejecución del ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) fuera la más baja de los últimos 10 años.

«Yo sé que la debilidad de la respuesta social ante recortes muy graves, es que la atención estaba concentrada en la pandemia y entonces costó mucho poner otros temas en la agenda. Si uno mira la cantidad de decisiones que se tomaron, que afectaron a importantes sectores de nuestro pueblo y la ausencia de respuestas, ahí tenés una pista para la autocrítica muy clara», señaló.

Al Programa Uruguay Estudia se le recortó las 8.783 becas, es decir todas las que había. Al respecto Andrade sostuvo que el movimiento estudiantil no se pronunció. A su entender, ocurrió lo mismo con el Programa Mejoramiento de Barrios, donde hay postergación de algunos asentamientos que ya estaban definidos. Para el senador, la reacción del barrio ha sido muy poca.

En cuanto a la no convocatoria del Programa Uruguay Trabaja, que debería ser en junio, en un marco de falta de empleo, mil mujeres quedaron sin la posibilidad de acceder a esa política. Tampoco hubo respuesta en defensa del programa, dijo Andrade.

El Instituto Nacional de Colonización recorta un 90% los recursos y la dirección Nacional de la Granja recorta más de la mitad de las inversiones dirigidas al pequeño productor, pero en el mismo presupuesto vuelca recursos mediante exoneración fiscal del Impuesto al Patrimonio Rural, algo que paga quien tiene más de dos mil hectáreas.

«La misma ley que perjudica al productor familiar, que le resta recursos para programas muy importantes como más agua, más valor, más tecnología, está beneficiando al otro que es el que menos precisa», explicó.

«¿Cuál es el problema?», se preguntó. «El Frente Amplio no comunica. El principal problema somos nosotros. No logramos poner en debate estos temas. Primero, la política no está lo suficientemente enraizada o no estuvo, para que la sociedad la defendiera cuando te la arrancan y además pasan las medidas y en general no hay debate», subrayó.

Para el legislador frenteamplista la coalición de izquierda perdió el gobierno por tener una estructura de partido débil, ausencia en dar la batalla cultural, recambios «que los generó tarde y mal», problemas en la gestión del Estado y dificultades para comunicar al menos tres elementos centrales durante la campaña.