Boleto gratuito para estudiantes de Secundaria existe desde 2006 y fue implementado por el gobierno del Frente Amplio
05/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/20201105_MarceloFernandez.mp3

Entrevistado en InterCambio el exjerarca Marcelo Fernández, quien fuera responsable del STM en el Ministerio de Transporte, acusó al gobierno de “liviandad absoluta” por asegurar que “el año que viene” extenderá el sistema a todo el país “en dos o tres meses” para poder controlar a las empresas que reciben el subsidio del gobierno al boleto estudiantil.

Fernández lamentó que lo expresado en las horas y días recientes por voceros oficialistas como Sergio Botana, Robert Silva y el ministro Luis Heber sobre el boleto estudiantil y los subsidios “me llena de perplejidad”, porque “se intenta hacer foco” en la afirmación falsa de que “ ́el beneficio no llega a la totalidad de los estudiantes del país ́” y de que “es una suerte de  ́privilegio de algunos jóvenes que residen en el área metropolitana ́”.

Lo uno y lo otro “es una falacia absoluta que es necesario derribarla. El beneficio de la gratuidad existe para la totalidad de los estudiantes en la República desde el año 2006”, cuando se generalizó para Educación Media. En el caso de varios Departamentos, “si no llega” dicho beneficio es solo “porque no hay sistema de transporte, no porque el beneficio no exista”.

El entrevistado recordó que “desde el año 2009”, en el citado Ministerio “se hizo exhaustivamente, año tras año, un relevamiento del conjunto de beneficiarios y de las carencias del sistema para ir introduciendo correcciones”. Fue así que “en algunos lugares (…) del Interior profundo que carecían de transporte con líneas regulares” se instrumentó el beneficio mediante “un sistema gestionado por las Intendencias” y del que “el propio Ejecutivo se hizo cargo de transferencias de partidas mensuales” de dinero.

“Hacer una afirmación de que no se sabe si los estudiantes del Interior gozan del beneficio es de una liviandad absoluta”, fustigó a los voceros. El beneficio “no solo existe desde 2006 sino que es un derecho consagrado para todos y cada uno de los estudiantes (…) de Enseñanza Media” y de “los que asisten a centros educativos privados en régimen de beca total”.

Y al afirmarse desde el gobierno que “ ́vamos a subsidiar a la totalidad de los estudiantes, por fin el beneficio llega al Interior del país, se terminó la injusticia ́”, se evidencia que “el argumento no está por ahí, sino que la diferencia” radica en “la compensación que las empresas perciben y no en el beneficio a que los estudiantes tienen derecho. Entonces ahí un poco se entrevera (…) y el propio ministro, en una suerte de galimatías, intenta explicar lo que no puede explicar, o no da en el punto”, razonó Fernández.

Lo que sucede en la realidad es que se da “un tratamiento diferencial en función de que desde la implementación del STM, la tecnología permitió determinar con exactitud cuánta es la cantidad de viajes que el estudiante realiza mensualmente”. De esta forma se confirmó que “hay un no uso del orden del 25%” y por esto “se entendió conveniente (…) premiar a las empresas que utilizaban tecnología, subsidiándoles el 100% a las empresas de Montevideo y el 80% a las de Canelones y suburbanas”, precisó el tema.

Recordó también que “en el año 2017 el ministro plantea” implementar un “intercambio con las Intendencias para promover la integración de las empresas del Interior a un sistema electrónico de expedición de boleto. Recorrimos Intendencia por Intendencia (…) y no hubo devolución” por parte de éstas. “Adivinamos que (…) el control central de los recursos como de la información de los boletos que se vendían, no era un tema que los intendentes de aquel entonces estaban dispuestos a ceder con facilidad. Por lo que aquella intención, que ahora se retoma como una novedosa idea, lamentablemente naufragó en el mar de las buenas intenciones”, reflexionó.

Después, Fernández graficó la magnitud y profundidad del “trabajo casi hercúleo” que implica relevar información y diseñar un sistema electrónico como el STM. “Decir que se puede realizar el año que viene en dos o tres meses me parece de una liviandad absoluta. Creo se han metido en un corral de ramas con una situación que ahora no saben cómo explicar”.

Por ejemplo, “el beneficio que cubre aproximadamente 60.000 estudiantes del Interior y unos 61.000 en la capital, significa subsidios del orden de 2.250 millones de pesos al año. Tengo entendido (…) que esa previsión (…) no está recogida en el actual Presupuesto”. “¿Cómo se va a hacer?”, se preguntó el exjerarca por la posible solución. “¿Quitarle compensaciones a algún sector empresarial para trasladárselo al resto del país?”, conjeturó.

“El beneficio de la gratuidad para estudiantes de la Educación Media existe desde 2006 y fue implementado por el gobierno del Frente Amplio”, anotó.