EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Economista Pablo Da Rocha: hay un ajuste que de hecho comenzó a operar desde el inicio del gobierno
28/08/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/08/20200828-DA-ROCHA.mp3
Descargar Audio

Entrevistado en InterCambio el economista Pablo Da Rocha, del equipo técnico del Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT, dudó de que el gobierno pueda abatir la inflación a 3,7% al cabo del mandato y describió el abanico de áreas que el Ejecutivo dispone para recortar el gasto y ajustarlo a la baja.

Da Rocha estimó que “va a estar difícil” para el gobierno lograr la nueva meta inflacionaria de 3,7% al final del periodo. Esa dificultad deviene tanto “por características del país” como por ser la inflación de precios “una variable multicausal” y con esto, algunas “razones que la determinan son ajenas a la voluntad que pudiera tener el Poder Ejecutivo”, puntualizó.

Entonces, si bien “hay una voluntad” oficial explicitada de generar “una trayectoria descendente de los precios”, existen otros factores que inciden en éstos y algunos son netamente subjetivos, como las expectativas.

No obstante, esa meta de lograr “una trayectoria desacelerada” de precios puede ser facilitada por otra vía: la disminución del consumo debida al retroceso salarial, la caída del empleo y la menor actividad económica.

En cambio, “el déficit” de las cuentas públicas, otra de las variables macroeconómicas que el gobierno se propone abatir significativamente, ofrece “más libertad” para operar sobre ella al estar determinada por más factores de manejo tangible y radicación local, como “las remuneraciones; por eso lado va a haber un importante ahorro”, de unos “200 millones” de dólares, como resultado de la aplicación de una “pauta salarial” restrictiva.

“Hay un ajuste, de eso no hay la menor duda”, aseveró, valorando luego que “es más grave” aún el anuncio oficial de que los trabajadores públicos sufrirán una pérdida salarial de 5% que no recuperarán en el quinquenio.

El economista desarrolló después el tema de las diversas fuentes sectoriales de recortes y ajustes a la baja del gasto público que el gobierno tiene a su disposición y que de hecho comenzó a operar desde el inicio del mandato.