Dos crisis avanzan a la par en Colombia
24/03/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/03/200323-01-EN-ORBITA_1.mp3

El país sudamericano declaró la emergencia carcelaria tras los recientes motines y por el riesgo de contagio de presos por COVID-19. En Órbita consultó al analista colombiano Erich Saumeth, especialista en seguridad.

El Ministerio de Justicia y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) declararon la emergencia en todos los establecimientos del país. La medida responde a una crisis en el sector, luego de un fin de semana con amotinamientos en prisiones, y también como medida de prevención de contagios del COVID-19 entre los reclusos.

Más de 170 organizaciones sociales enviaron al presidente Iván Duque una serie de iniciativas en plena crisis del coronavirus.

El disparador de la petición fue un sangriento episodio en la cárcel La Modelo, de Bogotá —la segunda más grande de la capital detrás de La Picota—, que dejó 23 muertos y 60 heridos. Este disturbio se replicó en 10 cárceles del país.

“Desafortunadamente, las condiciones carcelarias no son las mejores. No se han hecho inversiones en recursos para construir verdaderos centros penitenciarios con condiciones dignas y donde se respeten los derechos humanos de los detenidos”, dijo a En Órbita el analista colombiano Erich Saumeth, especialista en seguridad.

La ministra de Justicia, Margarita Cabello, vinculó los disturbios con un plan de fuga y negó que se hubieran originado por las condiciones del hacinado sistema penitenciario. El experto entrevistado recordó que las últimas administraciones no han tenido una política clara en el tema.

“Yo mismo le he recomendado a viceministros de Defensa y senadores, de que se vea la posibilidad de crear normas que permitan la construcción de nuevas cárceles, las que sean administradas por concesión, similar a lo que se hace con las principales carreteras en el país”, expresó.

En su diálogo con En Órbita, Saumeth también se refirió a problemas de base como la falta de guardias en proporción al número de presos, y al hacinamiento dentro de las cárceles al que consideró “grave”.
En la actualidad, la población carcelaria local es de 123.434 personas, pero el sistema penitenciario solo tiene 80.373 cupos carcelarios, por lo que el sobrecupo es de 40.361 privados de la libertad.

En tanto, el país lleva 277 casos confirmados de virus COVID-19 y tres víctimas fatales.

El Gobierno amplió las medidas de prevención, ordenó la suspensión del tránsito aéreo y terrestre de pasajeros dentro del país, y dictó el «aislamiento preventivo obligatorio”. Ambas medidas regirán a partir del miércoles 25 de marzo.

Bolivia pospuso elecciones y no descarta el estado de sitio

El Gobierno transitorio de Jeanine Áñez advirtió con imponer el estado de sitio para que se respete la cuarentena decretada ante la pandemia de COVID-19 para evitar la propagación del virus, que ya cuenta con 27 casos confirmados.

La Policía y diversos medios de prensa informaron de un caos generalizado durante la primera jornada de la disposición. La Policía local confirmó que hubo más de 1.600 detenidos.

Sobre la situación, En Órbita consultó al analista político boliviano Axel Arias Jordán.

En tanto, por la amenaza del COVID-19, el sábado 21 de marzo se suspendieron temporalmente las elecciones presidenciales previstas para el 3 de mayo.

El presidente de la Corte Suprema Electoral, Salvador Romero, señaló que la nueva fecha de los comicios deberá fijarse «con sustento técnico”, y agregó que «debe tener valoraciones científicas provenientes de estimaciones serias sobre la evolución de la pandemia”.

Los partidos políticos han adaptado desde febrero sus campañas ante la amenaza del coronavirus, volcando sus acciones a las redes sociales y medios digitales.

Esta situación “va a afectar mucho a los partidos. El menos afectado será el partido Juntos, que lidera Áñez, quien al ser candidata y por las funciones que está desarrollando tiene más llegada. Y por las medidas que se están tomando ante esta alerta sanitaria, como otorgar bonos para ayudar a las familias más necesitadas para enfrentar este proceso”, dijo el politólogo entrevistado.

Alemania y un reto histórico

El país europeo aprobó su mayor presupuesto desde la Segunda Guerra Mundial para hacer frente al coronavirus. Definió este lunes 23 una partida de 156.000 millones de euros para sostener la economía y el sistema sanitario local.

Alemania supera los 28.000 infectados y los muertos son al menos 118 por el nuevo coronavirus.

En la víspera, la canciller Ángela Merkel decidió ponerse en cuarentena domiciliaria. Fue tras enterarse que el médico que le había vacunado el pasado 20 de marzo dio positivo por el virus. Este lunes 23 se le realizó a una primera prueba de COVID-19 que dio negativa. En los próximos días se someterá a otros tests.

Estas y más noticias en En Órbita. Pueden escucharnos todos los días a las 18 horas de México, las 21 horas de Uruguay y las 0 GMT.