EN VIVO

1 seg
|
1 seg

Por Decir Fútbol

Diputado Gabriel Otero del Frente Amplio alertó que algunos artículos de la LUC en educación se acercan al modelo chileno
15/06/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/06/GABRIEL-OTERO.mp3
Descargar Audio

Entrevistado por INFO24, el diputado del Frente Amplio, Gabriel Otero, dijo que la Ley de Urgente Consideración (LUC) incorpora elementos que “abren puertas” que pueden terminar en “mercantilizar alguna carrera” y otorgar mayores potestades a los privados para crear carreras por fuera de la órbita de la Universidad de la República (UDELAR).

En INFO24 el diputado mostró su preocupación por la educación y la seguridad pública que fueron temas abordados en la campaña electoral por el actual gobierno. Para Otero, el gobierno tendría que trabajar con la oposición, los sindicatos, gremios y docentes para conformar un diálogo nacional en materia de educación. De lo contrario, ocurren hechos que implica, por ejemplo, la quita de funciones a la UDELAR, como ente regulador, para validar títulos. Esta función la cumpliría el ministerio de Educación y Cultura. “Esto abre otras puertas que no están tan buenas. Mercantilizar alguna carrera, crear una carrera por fuera de la propia Universidad, darle potestad a privados para que la lleven adelante. Es un modelo muy cercano al modelo chileno”.

Para Otero al MEC se le dio mayor jerarquía por encima de la UDELAR y con eso regular las políticas educativas.

En materia de seguridad, el diputado subrayó que hay un 10% de más homicidios en el primer cuatrimestre inmediato a la asunción de gobierno, lo cual es llamativo porque hay menos gente circulando. Además, opinó que en la LUC todo se justifica a través del aumento de penas, sobre todo a los menores e infractores que están en el INISA (Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente).

El legislador frenteamplista recordó que el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, calificó a estos menores de “niños criminales”. Hace un par de años había alrededor de 600 muchachos en el INISA, comentó Otero. Hoy hay menos de 300. “Imagínense nosotros si tuviéramos otra ley más exigente. Lleva a todo lo contrario. Lleva a que todos esos muchachos que más del 50% son primarios, terminen más tiempo en prisión”, acotó.

Asimismo, dijo que hoy se está sacando el PADO (Programa de Alta Dedicación Operativa) de los barrios donde se cuidaba al trabajador. “Esta herramienta quedó librado a la planificación de la jefatura. Muchas cosas de estas se pudieron haber discutido en la ley de presupuesto. Uno entiende el apuro en función de la debilidad política de la alianza de derecha, que quiere sacarse los problemas”, añadió.