˂ Volver a Portada

Info 24

Denuncian agresión a puñetazos contra obrera agrícola en Paysandú y persecución antisindical en vísperas del Día del Trabajador Rural

Foto: Ricardo Antúnez / adhocFOTOS

Escuchar


El 30 de Abril es Día del Trabajador Rural en Uruguay y los obreros y asalariados agropecuarios vivirán esa jornada “de lucha” en las plataformas virtuales a causa de “la pandemia”, pero reivindicando sus derechos en el marco de la Unatra, esa “alianza nacional de todos los sindicatos del tema rural” fundada en 2005 “bajo el nombre de Julia Arévalo y Raúl Sendic”, convocó en INFO24 el dirigente de los citrícolas de Paysandú Franco Stagi.

Stagi contó que “las condiciones de trabajo han cambiado mucho a partir del nuevo gobierno de Lacalle Pou”, que ha puesto “mucho énfasis en proteger a la clase patronal y no así a los trabajadores. Eso lo vemos reflejado también en la LUC, donde un artículo, a los trabajadores sindicalizados nos prohíbe hacer huelga y el tema de los piquetes, que va muy en contra de los intereses de nosotros, que muchas veces es la única manera que tenemos de doblarles la mano a patrones que son muy corsarios, no respetan ninguna Ley conquistada hasta el momento. La realidad está siendo muy dura para nosotros” durante el último año y “con estos retrocesos que se han venido dando vemos cómo se han perdido muchas cosas y se van a perder en estos tiempos venideros”, auguró.

El sindicalista ejemplificó esa realidad con un caso en curso. “Tenemos una denuncia de una compañera, nosotros la representamos, Ana González, que trabaja en la Quinta Dos acá en Paysandú, en Queguay, en la zona de Lorenzo Heyde, donde fue agredida la semana pasada por una capataza, donde le reclamó que se le estaban quedando con vines, los cajones grandes donde los compañeros ponen las naranjas. La compañera reclamaba que no se le habían pasado todos los vines que había trabajado en los días anteriores, y la capataza, que según los compañeros va muchos días alcoholizada, la golpeó de puño en la cara. Hicimos un movimiento rápido con la empresa, San Miguel de Tucumán, la ex Milagro, que no la va a expulsar a la mando medio de ellos, donde la Ley es clarita cuando nosotros hacemos convenio colectivo con las empresas, o convenio bipartito, donde cualquier situación de este tema, como violencia o alcoholismo o hurto dentro del lugar de trabajo es mérito de expulsión. Lo estamos tratando con mucho aplomo porque es un tema muy delicado”.

“Estas cosas son cotidianas en nuestro trabajo (…) y también ahí vemos el retroceso porque los patrones ahora sienten que tienen a su favor las leyes y muchas veces no quieren ni conversar con nosotros, como veníamos haciendo anteriormente, que nos juntábamos antes de la zafra para negociar y conversar, sobre todo por las condiciones de trabajo, porque no es solo salarial nuestra lucha sino de condiciones”, que también ilustró con casos.

En vísperas de los próximos 30 de Abril y 1° de Mayo, Stagi lamentó que “muchas veces las grandes ciudades se enteran de lo que sucede” en el ámbito rural “por lo que llega de las patronales, por el tema de sus fiestas también, cuando van al Prado, y la situación de los trabajadores muchas veces no llega a oídos de las masas. Este año es especial por el tema de la pandemia, que no podemos juntarnos, pero sí estamos buscando todas las plataformas para poder llegarles a los compañeros, informarlos y hacer algo contra los 135 artículos de la LUC. Con orgullo y rebeldía, lucha y mucho sacrificio, los y las trabajadoras y asalariados rurales reivindicamos derechos, dignidad, calidad de vida y condiciones de trabajo. El 30 de Abril para nosotros es fundamental. En el 2005 fue la fundación de Unatra, bajo el nombre de Julia Arévalo y Raúl Sendic, donde pudimos llegar a una alianza nacional de todos los sindicatos del tema rural y desde ahí venimos logrando conquistas”, mientras que prosiguen sus luchas permanentes por otras “reivindicaciones históricas que todavía no hemos podido” alcanzar.

Algunas de las conquistas más “significativas” entre las ya logradas, son “las 8 horas” de trabajo diarias “para los trabajadores” agropecuarios, “que ha sido fundamental para nosotros; se pudo crear el Sindicato de Peones de Estancia, una cosa que parecía invulnerable, no se podía entrar a las estancias a informar a los compañeros y representarlos, y eso fue también una conquista invalorable para nosotros; que estemos trabajando en conjunto gracias también a los compañeros del PIT-CNT, Enrique Méndez en este caso, que está en la dirección del Interior y nos está dando una mano grandísima. Las reivindicaciones son las históricas, y aparte, con esta nueva modalidad por el tema pandemia, hay que también cambiar un poco la forma de trabajo y esas son las cosas que tenemos sobre la mesa”, indicó.

Y hoy miércoles 28 de Abril se cumplen 32 años de la partida física de Raúl Sendic Antonaccio. “Siempre vamos a reivindicar la figura del ́Bebe ́. Dentro de la Unatra tenemos a los compañeros ́peludos ́ de Bella Unión, los cañeros de UTAA, que para nosotros es uno de los sindicatos con más representatividad dentro de toda la visión que tenemos los trabajadores rurales, es importantísimo. Siempre estamos en estas reivindicaciones de toda la lucha que hizo el ́Bebe ́ para los trabajadores rurales, para los ́peludos ́ sobre todo”, recordó Stagi. Después subrayó la significación de Julia Arévalo, informando que “en el caso de la citricultura tenemos más del 40%, en las chacras, trabajando compañeras mujeres; la importancia que tiene la mujer no solo en los citrus sino en todo el ámbito, es la compañera que trabaja igual que nosotros y muchas veces también que está al frente de la familia, la que hace muchas veces de madre y padre, en el caso del citrus hay compañeras que son jefas de familia, van a trabajar y en la casa tienen que seguir trabajando cuando vuelven de las chacras, que es un trabajo recontra duro”, graficó “el sacrificio” de las obreras.

“Otra de las reivindicaciones”, puntualizó, “es el tema de la persecución sindical, sobre todo en este sector citrícola, de las chacras, donde ser dirigente o representante de los trabajadores ya amerita para ser perseguido por las empresas; donde, como es zafral, es muy difícil al otro año poder volver a ingresar a las chacras a trabajar; y en el tema de que ahora las empresas se han agarrado por tercerizar, contratar empresas tercerizadoras para hacer el trabajo de cosecha, ahí es donde más influye que quedamos los trabajadores representantes afuera del trabajo; y eso ha sido una constante; en nuestro sindicato, Osdor, tenemos trabajadores, yo soy uno, que estamos perseguidos sindicalmente ya hace 6 años por estar en esta lucha de representar las condiciones y los salarios de los trabajadores”.