Déficit habitacional se va a incrementar y las políticas del gobierno generan precarización, advirtió Andrade
04/11/2020

Entrevistado en InterCambio el senador frenteamplista Óscar Andrade desnudó la orientación privatista de la política oficial en Vivienda e indicó que “si hay un tema que no se resuelve con ausencia del Estado es éste”.

Andrade contrastó las políticas públicas en el área Vivienda del gobierno ́multicolor ́ con las del Frente Amplio al cuantificar que durante “2019”, la inversión efectiva alcanzó “319 millones de dólares” mientras que son solo “180 millones” los proyectados para “el 2021”.

Pero aun “esta línea de base tampoco está garantizada” porque “de no alcanzarse las metas fiscales”, el Presupuesto “autoriza al Ejecutivo” a no ejecutar los gastos planificados. “La apuesta” del gobierno “es que el mercado va a resolver” el déficit en Vivienda y al efecto diseñó “un fideicomiso” como instrumento.

Andrade refirió al “antecedente” de ́Núcleos Básicos Evolutivos ́, que “fue trágico”. Graficó que “el fideicomiso es un jeroglífico, son tres fideicomisos”, que además hipotecan recursos públicos por 20 años en favor de los privados. Según se desprende de los datos del gobierno, el gasto en Vivienda será de “5.000 millones menos (de pesos) al 2024” respecto del 2019. El resumen de esa orientación es: “los recursos no dan y la política está equivocada”.

El legislador comunista advirtió contra los cambios legales regresivos en materia de Vivienda en general y alquileres en particular. “La concepción extrema mercantilista te lleva a la informalidad” porque resulta imposible para miles pagar un alquiler y tener una garantía.

A través de la LUC y del Presupuesto, “este cambio genera volcar a la situación de calle a la gente” por la vía de las exigencias inalcanzables y de los desalojos en 30 días. Enfatizó en el concepto de que “si hay un tema que no se resuelve con ausencia del Estado es éste” de la Vivienda, y razonó que “el tema de la Seguridad no se puede pensar” sin considerar “la ciudad que construís”.

Retomó el tema de “los ́Núcleos Básicos Evolutivos ́” y la calidad de las viviendas y advirtió que “hay intereses atrás de esto” para recrearlos. Son “intereses muy pesados que poco tienen que ver con la pública felicidad”. Vaticinó que “el déficit” habitacional “se va a incrementar” porque las políticas oficiales ya generan “un montón de formas de precarización”.

Abordó el tema de la especulación inmobiliaria y explicó que “es como el ejército de desocupados” de reserva pero al revés, en lugar de reducir el precio “tiene la función en el mercado de que el precio esté por allá arriba”.

Andrade fustigó el mecanismo de construcción de proyectos inmobiliarios llamados ́de interés social ́ y después desarrolló el tema de la segregación territorial urbana y edilicia como un aspecto decisivo de la exclusión social.