Decisión de Junta de Montevideo sobre aplicaciones de transporte “elimina la posibilidad de las flotas” de coches en propiedad concentrada
03/06/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/06/20190603-nessi.mp3

Entrevistado en InterCambio el edil frenteamplista de la Junta Departamental de Montevideo Martín Nessi, habló de las modificaciones aprobadas el jueves a la reglamentación de las aplicaciones de transporte.

El pasado jueves 30 la Junta aprobó una serie de cambios y precisiones en la reglamentación establecida por la Intendencia al funcionamiento de las aplicaciones de transporte en el Departamento capitalino, vinculada principalmente a la reapertura del registro de permisarios y conductores.

Según la reglamentación, quien reciba el permiso para vender ese servicio instalado y controlado por las compañías de aplicación, debe ser dueño del vehículo o familiar del dueño hasta el segundo grado de consanguinidad. Al mismo tiempo, hasta dos personas podrán ser choferes de cada vehículo.

A efectos de información de prensa que circula en estos días, Nessi precisó que “la Junta no votó el jueves la reapertura” del registro de permisarios, “que era algo ya decidido y definido por la administración departamental”, sino que votó un conjunto de precisiones y ajustes a la reglamentación.

Sobre el punto, explicó que “teníamos dos escenarios” posibles, siendo “uno que el registro se reabriera, sin cambios” y por ende sin fijar “ningún cupo para permisarios”; en tanto que “el otro escenario” posible y “por el cual finalmente optamos” consistía en “realizar algunos cambios en la reglamentación, sobre todo quiénes pueden ser permisarios y conductores”.

Además de detallarse el perfil de unos y otros, “se elimina la posibilidad de las flotas” de vehículos propiedad de una persona o grupos de personas, “algo que un estudio de la Intendencia había detectado. Y pusimos un cupo” que “queda en 4.000 permisarios” cuando “el actual es de 4.800”.

También “va a haber un sistema de depuración” en virtud del cual “los permisarios que no cumplan hoy los requisitos (…) tendrán 15 meses para regularizar su situación”. “La idea” base de este criterio es “no dejar a nadie sin trabajo (…) más allá de la reducción en la cantidad de permisarios (…) para dar un tiempo prudencial” a la adaptación “a la nueva reglamentación”, asumiéndose que habrá quienes abandonen la actividad.

El curul del Espacio 609 adelantó que “en estos 15 meses van a suceder dos cosas: una, que la Intendencia va a ir reglamentando este Decreto” y el “sistema de depuración” hará que “quienes no cumplan con un mínimo de 10 viajes en 60 días, van a quedar afuera del registro”. Se trata apenas de “un mínimo que se le pide al permisario para mantener el registro”.

“Lo otro” que ocurrirá es que “se va a establecer una Comisión de Seguimiento (…) que la reglamentará la Intendencia” con el objetivo de que “participen los diferentes Sindicatos, la Asociación de Conductores, la Cámara del Transporte y los empresarios que tienen que ver con las aplicaciones, para hacer un seguimiento de la actividad” e ir proyectando “qué cambios a futuro” habrá “que hacer” para mejorar el régimen.

Nessi destacó el hecho de que “de todas las delegaciones” recibidas por los ediles durante el tratamiento del tema, “tomamos algo de lo que plantearon”. También por esto “esperamos que este número” de permisarios “va a dar un equilibrio entre esta actividad (…) y el resto del trasporte”, para que éste “tenga una garantía de seguir funcionando”.

Resaltó asimismo que “en estas modificaciones que aprobamos el jueves, dentro del cupo de 4.000, 50 son destinados para coches eléctricos”.