Cuando la riqueza se concentra tanto, ¿no es indirectamente un peligro para la propia democracia?
11/11/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/11/MUJICA-20201111.mp3

En su espacio de reflexiones en M24 el expresidente José Mujica contrastó logros de la Humanidad como la extensión inédita de la expectativa de vida con la también inédita concentración de riqueza y los peligros que implica.

Mujica se refirió “a un largo proceso, muy fuerte”, que se desarrolla en la economía mundial durante “los últimos 40 años nítidamente” y por el cual “las desigualdades han disminuido en parte” desde “la parte más pobre de la sociedad a los sectores más humildes de la clase media.

Pero a su vez ha crecido enormemente la distancia” entre “la clase media” y las clases de “más altos ingresos”, siendo un “fenómeno de características mundiales”.

Graficó esa brecha creciente recordando que durante estos 40 años, “el 1% de la población más rica del mundo se quedó con entre el 27 y el 30% del crecimiento de la economía del mundo”, mientras que de “3.500 a 4.000 millones de personas se quedaron apenas con el 13% del crecimiento”.

“Es decir que todos los sectores crecieron pero hay una minoría que creció en forma abismal y este distanciamiento notorio de las clases medias hacia la cúspide es una de las causas probablemente más centrales del latente inconformismo que existe y se mide en todas nuestras sociedades”, apuntó.

Ejemplificó que “en los momentos más críticos de esta pandemia, en esta castigada América Latina, cada 15, 17 días hay un nuevo milmillonario. Aun en momentos de crisis económica hay un aumento de la híper concentración de la riqueza”.

Así, “estamos en un mundo globalmente más rico, que tiene más medios pero es crecientemente desigual y esto crea una interrogante”, que a su vez representa “un desafío: ¿tendrá límites?”.

Entonces “hay un aumento de la tasa de concentración de la riqueza. Estos sectores captan 3 y 4 veces más rápido el crecimiento mundial de la economía que el resto de los sectores de la sociedad”, y ya se vio que “no por haber crisis se detiene este fenómeno de acumulación”.

“Esto es una de las características más peculiares de este momento histórico que nos toca vivir, como no lo ha vivido ninguna otra etapa de la Historia humana”. “Cuando la riqueza se concentra tanto, ¿no es indirectamente un peligro para la propia democracia?”, planteó como interrogante el exmandatario.