Comienza la campaña para decir «No a la anexión de Puerto Rico» por EEUU
01/06/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/06/200530-02-TELE-PUERTO-RICO-1.mp3

«La nacionalidad puertorriqueña no está la venta», dijo a Sputnik María de Lourdes Santiago, vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), certificado esta semana como representante del ‘No’ en las elecciones del 3 de noviembre. Ese día, además de gobernante, se define si la isla se convierte en un estado más de EEUU.

La consulta popular busca redefinir el estatus de país, que actualmente es de territorio no incorporado de EEUU. Santiago contó que habrá una papeleta en la que se preguntará a los votantes si están «a favor de la anexión, como le llamamos nosotros».

El jueves 28 de mayo su partido fue acreditado oficialmente como el «representante de la opción del No, por lo que estaremos liderando de aquí a noviembre para que los partidarios de la estadidad, que son del partido que está en el poder», reciban el mensaje de que la soberanía no se negocia «ni por la ayuda de los gobiernos de los EEUU ni por ningún chantaje».

«Vamos a hacer una gran campaña para llevar este mensaje: a pesar de 120 años de coloniaje los puertorriqueños somos latinoamericanos y no estamos dispuestos ni a la asimilación ni la anexión», resumió.

«Puerto Rico es una posesión de los EEUU. No tenemos representación en el Congreso, no se vota por el presidente y quien actualmente toma las decisiones importantes en el país no es la gobernadora [Wanda Vázquez] ni la asamblea legislativa, sino una Junta de Control Fiscal», precisó la dirigente política. Este organismo fue creado durante la presidencia de EEUU de Barack Obama (2009-2017) y tiene «poder pleno para disponer de hasta el último centavo del tesoro de Puerto Rico», agregó.

Para graficar el nivel de dependencia, Santiago enfatizó que «la gobernadora no puede ponerle nombre a una calle sin autorización de la Junta de Control Fiscal».

Campaña en pandemia

Con las dificultades propias de las medidas de restricción para frenar la pandemia del COVID-19, los partidos políticos apelan a las redes sociales y otras herramientas digitales para difundir su plataforma electoral y a sus candidatos (https://xn--partidoindependentistapuertorriqueo-hmd.com/).

Santiago fue en 2004 la primera mujer del PIP en ser electa senadora y en las elecciones de 2016 — en las que ganó Donald Trump— fue candidata a la gobernación. Perdió frente a Ricardo Rosselló, del Partido Nuevo Progresista, quien asumió en enero de 2017 pero que se vio forzado a renunciar en agosto de 2019 por la presión popular.

El gobernador cayó tras la revelación de una cadena de chats con contenido denigrante para las mujeres y los afrodescendientes en particular, y para todos los puertorriqueños en general ya que se burlaba de las víctimas del Huracán María de 2017.

«Fue en un tono tan despectivo que generó una inmensa indignación que respondió no solo al contenido de ese chat sino la angustia y al dolor acumulado después de María. (…) Aquí murieron más de 4.000 personas y el Estado estuvo mintiendo diciendo que no llegaban a 100», afirmó Santiago.

Una serie de eventos desafortunados

Este 1 de junio comienza la temporada de huracanes en el Caribe, que se extiende hasta de 30 de noviembre. Para un país que todavía no termina de recuperarse del impacto social, económico y político de lo ocurrido hace tres años, esta cercanía no pasa desapercibida.

«Hay inmensa preocupación porque a pesar de lo duro que fue la experiencia de María, el Estado no aprendió ninguna de las lecciones de ese período de tanta carencia», planteó la política caribeña. «En Puerto Rico la infraestructura eléctrica sigue siendo tremendamente vulnerable y frágil. Si regresa un huracán aún de una categoría 3 o 4, no 5 como fue María, haría un daño que provocará otra pérdida astronómica para el país», advirtió.

Además de los efectos negativos de la pandemia, Puerto Rico empezó el año sacudido por una serie de terremotos en enero, febrero e incluso a principios de mayo, que afectaron a la región suroeste del país.

«Al día de hoy existen personas que no tienen una residencia fija», mencionó la entrevistada. Además hay estructuras públicas y privadas derrumbadas y clases suspendidas desde antes de la crisis sanitaria global, que una vez instalada también fue aprovechada para actos de corrupción desde el poder.

«Entre los muchos tropiezos hemos tenido la imposibilidad del Gobierno de adquirir pruebas para el COVID-19 de manera satisfactoria, ya que uno de los grandes escándalos de estos meses ha sido el intento de compra por una cantidad absurda de 38 millones de dólares de pruebas que nunca llegaron», relató.

Conclusiones

«Le pedimos a la gente algo muy sencillo, que nos comparen, de tú a tú con los candidatos de los demás partidos. Aquí se da una situación particular porque a pesar de que el Partido Independentista sea minoría, de oposición, hemos ganado una reputación de gente respetable, honesta, que hacemos nuestro trabajo y creo que eso va rendir frutos electorales», afirmó Santiago.

Sobre el movimiento social nacido en 2019, señaló que después de la experiencia de María, «cuando el Gobierno se apropió y distribuyó de manera inadecuada las ayudas que iban llegando», en esta ocasión, para las víctimas ante los terremotos, la gente dijo «no, al Gobierno no le vamos a confiar nada, ni un centavo, ni un saco de arroz ni lata de nada», y toda la ayuda que llegó al sur fue espontánea de la comunidad.

«Eso es parte de esa conciencia que comenzaba a darse con la experiencia de María y fue cuajándose con la experiencia del verano pasado y las protestas que terminaron con la renuncia de Ricardo Rosselló», dijo.

«Esa semilla caló y cada vez más gente que no tenía ningún interés particular, que sentía repulsión por el tema de política, ha entendido que vale la pena hacerse sentir y confío que eso tengo su reflejo en las elecciones próximas», auguró.