˂ Volver a Portada

Colectivo ´Ni Todo Está Perdido´ lanzó campaña ´Ni una muerte más por estar en situación de calle´; ¿qué hacemos con la gente que no tiene casa?

Foto: Nicolás Celaya /adhocFOTOS


Las consecuencias socioeconómicas del manejo de la pandemia aumentan la cantidad de personas “sin empleo” y también “las familias se rompen, gente queda sin lugar donde vivir, porque el alquiler no se puede bancar, porque los gastos no se pueden cubrir y también queda más gente en la calle”, describió en ´Mejor Hablar´ el ciudadano Sergio Correa, integrante del colectivo de personas en situación de calle ´Ni Todo Está Perdido´.

Correa confirmó que el pasado lunes 26 “se lanzó esto que va a ser una lucha invernal, que es ´Ni una muerte más por estar en situación de calle´”, una campaña de cooperación, activismo vital y búsqueda de soluciones concretas para mitigar el hecho de que “debemos pelear contra lo que no vemos, porque en realidad para nosotros es invisible el enemigo que tenemos; es el frío, es la lluvia, es la impotencia de no poder hacer nada”.

Como dato en principio alentador, destacó que “tenemos instancias quincenales con el Mides, con la gente que tiene el poder de recibirnos, abrirnos un camino, que nosotros podamos ir solucionando o intentando buscarle una solución” a sus realidades de intemperie permanente, “porque la pregunta colectiva era: ´quedate en casa, ¿y los que no tenemos casa?´”.

Luego contó que “en esa instancia con el Mides” inquirieron “qué les decimos a nuestros compañeros que duermen en la calle, que por un montón de factores no entran en un refugio, o si no tienen cupos”; además  de que “la gente en situación de calle tiene un problema muy serio con el alcohol, o con el consumo”, aunque “no solamente con vicios sino con la depresión, con su soledad, con cosas que han pasado detrás de cada persona; porque sabemos que cada persona es un artista en este teatro gigante y detrás de cada artista hay un montón de gente que ha trabajado para hacerle bien o mal. ¿Qué hacemos con la gente que no tiene casa?”.

A partir de esos reclamos, en el Mides “fueron diseñando” algunas alternativas “con sus equipos de trabajo” y “en la tarde de anteayer se fueron abriendo otros centros nocturnos” con “20 cupos para cada centro”; pero “si no hay cupo siguen quedando afuera” quienes llegan, observó.

“Con todo esto: pandemia, gente sin empleo, las familias se rompen, gente queda sin lugar donde vivir, porque el alquiler no se puede bancar, porque los gastos no se pueden cubrir y también queda más gente en la calle; entonces sube todo, suben los cupos pero también va a subir la gente porque sabemos que esto de la pandemia no termina acá”, razonó Correa.