Civila: lo que no podemos es ir hacia atrás y hacia adelante; el PS tiene una definición sobre Montevideo y esta compromete al Partido en su conjunto
29/01/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/01/20200129-civila.mp3

Entrevistado en InterCambio el secretario general del Partido Socialista (PS) y diputado frenteamplista por Montevideo, Gonzalo Civila, habló de la interna socialista, reseñó su rica historia de diversidad y comentó su primera impresión de la Ley de Urgente Consideración del gobierno electo.

Todo lo sucedido desde fin de año en el entorno del PS, alrededor de las candidaturas a la Intendencia de Montevideo y las decisiones orgánicas, “todavía lo estamos procesando”, teniendo en cuenta que es “un Partido que siempre ha contenido en su seno una gran diversidad”, enmarcó.

El Socialista del Uruguay “es un Partido que tiene una mirada alternativa al capitalismo” y al mismo tiempo alberga históricamente “una gran diversidad política” y también “estratégica”, que siempre ha contenido “diferentes miradas sobre cómo construir ese camino”. Por lo tanto “es un Partido diverso, no es un Partido monolítico”, recordó su primer secretario.

Lamentó que más allá de esa riqueza y amplitud, “a veces parece que somos los peores enemigos de nosotros mismos” al trasladar hacia afuera de la organización algunas de sus diferencias, conflictos y pujas internas.

“Ahora se dio particularmente en forma intensa un debate sobre la candidatura a la Intendencia de Montevideo”, precisó, tras lo cual reseñó brevemente ese proceso específico cuyo inicio data de fin de año pasado.

Pero se adoptaron colectivamente resoluciones por mayoría en el marco de su organicidad y “el Partido salió como tenía que salir, con coherencia respecto a las decisiones que había tomado” en virtud justamente de que “lo colectivo tiene primacía sobre lo individual”, por lo tanto en una organización así “las personas somos parte de un proyecto colectivo”.

“Lo que no podemos es ir hacia atrás y hacia adelante” porque ello implicaría contradecir un elemento fuertemente “identitario” del PS. “Hicimos lo correcto y estamos trabajando para las consecuencias políticas” generadas por “una situación especial”, explicó el diputado. Entonces “lo cierto es que el Partido tiene una definición” orgánica y esta “compromete al Partido en su conjunto”, puntualizó el entrevistado.

Esa definición determina que “la 90 apoya a Carolina Cosse en Montevideo” y para efectivizar ese apoyo “va a hacer una campaña intensa” por la candidatura de la exministra de Industria, Energía y Minería. Civila destacó la capacidad de realización y gestión de la expresidenta de Antel y recordó algunos de los procesos que condujo.

Cosse “es una mujer decidida, que va para adelante”, que también “se sostiene en determinada orientación” y que además ha demostrado “saber armar equipos”. Asimismo ha exhibido “gran capacidad política”, sobre todo “en el último tiempo”, y el hecho de que sea mujer “es algo que también suma”, ponderó.

Luego valoró la señal “unitaria” del PS hacia todo el Frente Amplio al respaldar esa postulación y relacionó el asunto con la certeza de que en adelante “se nos va a venir una etapa” compleja “en la que vamos a tener que dar debates muy fuertes, y si no estamos unidos” será “complicado”.

Y es que el primer mensaje legislativo del gobierno electo, la Ley de Urgente Consideración, “en términos generales es algo bastante parecido a lo que esperábamos que podía pasar, a lo que durante la campaña dijimos que podía pasar” en el país en el próximo periodo: un proceso regresivo.

“Hay muchos aspectos que estaban contenidos en el discurso o en las propuestas que hicieron los partidos que hoy conforman la coalición que va a gobernar, así que no hay grandes sorpresas. Sí hay cosas que son un poco peores que las que imaginamos”, evaluó. “Por ejemplo, todo el capítulo vinculado a Seguridad tiene una impronta represiva extrema”, valoró.

“Y después hay todo un componente vinculado a la Economía, sobre todo de perfil privatizador, que va también más allá de lo que se podía esperar” y que ejemplificó mencionando los rubros de “telecomunicaciones, medios de comunicación y Ancap”.

“Puedo presumir que hay una estrategia” detrás del anteproyecto, que al mismo tiempo “es un instrumento que se utiliza así porque hay poca confianza en el funcionamiento de la coalición a futuro”, junto al elemento señalado de “una suerte de sondeo, es decir ´tiramos esto a ver qué pasa´”. “Estamos hablando de una norma que globalmente tiene una impronta neoliberal, privatizadora, represiva, que es muy preocupante”, caracterizó.

Hacia el final de la entrevista, el legislador frenteamplista reflexionó sobre ética, política y sociedad en el contexto del espíritu privatista, privatizador y excluyente del anteproyecto de Ley de Urgente Consideración.