El PN obtiene la mayor concentración de poder en un partido desde el retorno de la democracia dentro del bloque tradicional
29/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/20200929_Canzani.mp3

En su columna del programa InterCambio en M24 el sociólogo Agustín Canzani prosiguió el análisis iniciado en la entrevista de este lunes 28 sobre los resultados de los comicios departamentales y municipales del domingo.

El columnista recalcó el concepto de que “este es el final de un ciclo electoral” y de que entonces “no es un evento aislado”. En ese largo ciclo comenzado con las elecciones internas o primarias, “ ́la madre del borrego ́ es Octubre”, la elección presidencial y legislativa, y lo es porque “establece los patrones de comparación en los eventos sucesivos”, como el de este 27.

El “segundo elemento” destacado por Canzani es que “esta elección termina de consolidar definitivamente el esquema de dos bloques en la política uruguaya”. Esto se verifica con la evidencia de que “todos los resultados se explican por este esquema de dos bloques”, excepto “en Salto”, donde la oposición departamental concurrió separada al evento.

Como “tercer elemento importante (…) hay dos triunfadores: el bloque no Frente Amplio (FA) y dentro de este bloque, el Partido Nacional” (PN), que “al ser mayoría relativa en ese bloque, se lleva prácticamente todo” y “por lo tanto genera una concentración de poder dentro de este bloque”.

En la totalidad del ciclo electoral, el perdedor neto es la coalición de izquierdas. “El FA pierde en tres arenas claves” que son el Poder Ejecutivo, el Legislativo y los Departamentos. “Perdió un número muy importante de legisladores, pierde el gobierno nacional y pierde tres Intendencias”, anotó.

En definitiva, al cabo de este prolongado ciclo comicial, “el PN sale como el gran ganador” y obtiene “la mayor concentración de poder en un partido desde el retorno de la democracia dentro del bloque tradicional”. Pero tiene una debilidad: “lo que no tiene es mayoría parlamentaria propia y es aquí donde sus socios de la coalición pueden ejercer el control”, resaltó Canzani.

Después puso en juego una pregunta reiterada en estas horas en el sistema político y sus aledaños: “¿Qué pasa que al FA le cuesta más que a otros partidos retener los gobiernos departamentales?”. La respondió aseverando que “no es cierto eso” y que en cambio “lo que le cuesta” a la coalición de izquierdas es retener el gobierno “en ciertos tipos de Departamentos”. Para entender por qué ocurre hay que “analizar los factores que explican esta rotación”. Al FA, “donde le va bien en Octubre pelea la elección” en Mayo.

En cuanto a los Municipios, el transcurso de los ciclos electorales “cuestiona los resultados de las políticas descentralizadoras” de la Intendencia “y la efectividad de las estructuras territoriales del FA”.

“¿Cuál es el electorado con mayor nivel de activación política?” es una interrogante que se impone entre otras relacionadas al FA como partido de masas con implantación territorial en todos los barrios de la capital. Y al parecer, el electorado más activo políticamente no está siendo el del FA.

En cuanto a figuras emergentes, “tengo mis dudas de que Laura Raffo podría consolidarse” como tal y “con perfil político montevideano”, dijo el director de la Fundación Liber Seregni. Al revés, destacó la consolidación como tales de los intendentes electos Yamandú “Orsi” y Carolina “Cosse”. En la próxima jefa comunal “hay una figura política muy importante”.