EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Canzani: debe preverse un escenario en donde la crisis económica dure más tiempo que la crisis sanitaria y donde la crisis social dure más tiempo que la crisis económica
31/03/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/03/20200331-CANZANI.mp3
Descargar Audio

En su columna semanal en InterCambio el sociólogo Agustín Canzani analizó la situación política abierta por la emergencia sanitaria para el gobierno y la oposición frenteamplista, y proyectó la relación entre estos actores hacia 2021, cuando probablemente empiece a extenderse “el descontento social”.

Canzani abrió su espacio semanal ponderando como razonable la priorización del gobierno a la emergencia y la atención sanitaria y señaló que la coyuntura no le deja a éste mucho “margen” para hacer otra cosa.

Como consecuencia de esa decisión, puede tenerse como seguro que “desde el punto de vista del gasto sin duda va a haber un incremento del gasto en Salud”. Esto, a futuro, cuando esta emergencia haya quedado atrás, podrá abrir un debate más de fondo acerca de “cuál es la importancia del gasto y la inversión en Salud que deben hacer los países” a la luz de lo aprendido.

“En segundo lugar, hay un gasto” extraordinario y derivado de esta situación en materia de “exoneraciones y compensaciones”, como que “el gobierno” deje “de cobrar ciertos tributos, impuestos y tasas” con el objetivo de “mantener la actividad productiva viva o en estado latente”.

Con ello, a su vez, “lo que el Estado recaude va a ser menos”, a lo que deberá agregarse -o descontarse- “un conjunto” de asistencias “para sectores” vulnerables especialmente “afectados” por la caída del empleo y el cese de actividades, buscándose así “intentar sostener su sobrevivencia” mediante “el seguro de paro” y determinadas partidas y programas.

“Y desde el punto de vista del financiamiento” del Estado para sostener esos gastos, “el grueso” de los recursos será de origen “externo”, es decir de los llamados organismos multilaterales de crédito, “y luego medidas simbólicas” como el inminente gravamen a empleados y cargos públicos.

“Hay cierto acuerdo en el sistema político en reconocer que esas medidas son adecuadas”, tal como el senador frenteamplista Danilo “Astori dijo ayer que van en el sentido correcto”, habiendo después sobre la mesa una “segunda cuestión” a discutir que radica en “si son suficientes” o no lo son.

En cuanto al correlato político de estas imprevistas emergencia sanitaria, crisis económica y emergente crisis social, Canzani indicó que en principio “no hay ninguna razón que exija al gobierno escuchar a la oposición” y que al haber sido éste electo legítimamente por el soberano, “tiene todo el derecho a tomar todas las decisiones que considere razonable tomar”.

Sin embargo, debe preverse con bastante certeza “un escenario en donde la crisis económica dure más tiempo que la crisis sanitaria y en donde la crisis social dure más tiempo que la crisis económica”. En función de esto, “es muy probable que los efectos económicos sobre las familias” se extiendan durante al menos todo este año y que “el año que viene todavía tengamos efectos sociales de esta crisis en particular”, advirtió el columnista.

Por lo tanto, “es muy probable que el Producto Bruto Interno caiga, que la recaudación caiga, que las tasas de empleo y desempleo se vean afectadas” a la baja y al alza y con todo ello, también resulta muy “probable que baje el nivel de vida” de muchas “familias uruguayas”, así como también debe esperarse que “aumente la pobreza y la indigencia” una vez más en el país.

Entonces y considerando ese escenario entre muy probable y seguro, “acá adquiere otra dimensión la cuestión del diálogo y el acuerdo social”, ya en ciernes “con la situación de excepcionalidad” generada por la emergencia.

Al mismo tiempo, puede preverse que desde el año que viene “empiece a crecer” el descontento social con el gobierno junto al final de esta situación de excepcionalidad, con lo que el gobierno no debería esperar a partir de ese momento el respaldo del Frente Amplio (FA) para otros asuntos.

“Quizá lo que ocurra en la reunión de esta tarde pueda tener consecuencias que vayan mucho más allá de la coyuntura”, apuntó el director de la Fundación Liber Seregni sobre la cita que tienen para las 15 horas de este martes 31 la dirección del FA y el presidente de la República, Luis Lacalle.