EN VIVO

1 seg
|
1 seg
bajóaprobacionlacallepou
Foto: Pablo La Rosa/ adhocFOTOS
Cae aprobación al gobierno por disgusto popular con pobreza, empleo y precios; solo crece en seguridad pública, explicó director de Factum
13/02/2021
Descargar Audio

Gobierno y presidente mantienen un apoyo público elevado en el manejo de la pandemia pero éste empezó a caer y solo la seguridad crece entre los indicadores que miden la aprobación ciudadana, mientras que los aspectos socioeconómicos se derrumban y anticipan una tendencia general negativa cuya reversión dependerá de lo que haga el oficialismo con el bolsillo y el empleo, describió el director de Factum, Eduardo Bottinelli, a INFO24.

Bottinelli contextualizó en términos generales que “cuando miramos globalmente la evaluación que recibe el presidente y la actuación del gobierno, es positiva, termina siendo un saldo de +10 o +9, con un 54% de evaluaciones positivas o de aprobación del presidente”, Luis Lacalle.

“Después temáticamente surgen algunas diferencias. Hay dos temas que reúnen saldos netamente positivos: el primero es el del manejo de la pandemia y del coronavirus, que tiene 57% de evaluaciones positivas y 41 negativas, lo que da un saldo de 16%; y la seguridad tiene un saldo de +9, también con un 54% de evaluaciones positivas”, único indicador que sube.

“Cuando entramos en otros temas, que tienen que ver más con la política social o económica, claramente desatada a partir de la pandemia, ahí las evaluaciones pasan a ser negativas. En materia de empleo hay un saldo negativo de -11, con un 44% de evaluaciones positivas; lo referido a la pobreza, a las ollas populares, a las personas en situación de calle, ese nivel de aprobación baja a un 35%, y el saldo queda en -25; en los ingresos de los hogares, está un poco más por debajo, en 34% de evaluaciones positivas y un 65 negativas, entonces el saldo es -31; y en el aumento de precios, el control de aumento de precios y demás, tiene un 30% de evaluaciones positivas y un 64 negativas, es decir el saldo queda en -34”, detalló.

Destacó “dos aspectos” altos de la representación simbólica del oficialismo como son una “cierta fortaleza del gobierno” en las capacidades “comunicacionales” y “de imagen, basado fuertemente en lo que fue el manejo de la pandemia, por más que tiene una caída muy fuerte de mitad de año hacia lo que medimos en enero, sigue siendo uno de los elementos centrales; y el otro que empieza a apalancarlo aparentemente está vinculado con la seguridad pública, el único aspecto de todos los que medimos que tiene, en términos comparados con julio de 2020, una mejora en el indicador. En el resto todos caen, unos más, otros menos; el que más cae es el de la pandemia, pero el tema de la seguridad pública mejora”, remarcó.

En cuanto a la relación entre evaluación del gobierno y franjas etarias, “en general tiende a haber una percepción más negativa en las edades medias, donde el Frente Amplio es más fuerte, y las edades adultas tienden a apoyar más al gobierno”, aunque “más que la edad tiene que ver con el peso electoral que tiene dentro de ese tramo etario la propia coalición”, precisó.

“Y en términos de nivel socioeconómico, también, hay visiones un poco más negativas en la pandemia en los niveles un poco más altos, y después ya no hay tantas diferencias a nivel de clases sociales”, indicó Bottinelli.

Apuntó como dato que “cuando uno analiza la aprobación del presidente, del gobierno, pero sobre todo (…) la evaluación sobre el control de la pandemia, inicialmente había un apoyo importante de los propios votantes del Frente Amplio en octubre, y eso desaparece con el paso del tiempo”.

El director de Factum proyectó qué puede pasar con el apoyo al gobierno. “Si no hay un cambio de percepción de la población con estos elementos que están emergiendo fuertemente, probablemente haya una caída” ya más tendencial de la aprobación al presidente y al gobierno. Será clave “qué elementos pueden surgir desde el gobierno para cambiar esa percepción”, en definitiva “cuánto es la generación de empleo, cuánto se mejoran los ingresos, cuánto se puede amortiguar (…) la situación económica y social”.

Acerca de la interna oficialista, “es claro que las propuestas que hacen tanto Cabildo Abierto como el Partido Colorado no van exactamente en la misma línea del Frente Amplio (…) creo que también tiene mucho que ver con la necesidad de los partidos de la coalición de marcar presencia y perfiles. Es decir que no quede monolíticamente la Torre Ejecutiva, o el Ministerio de Economía, como los únicos que opinan o proponen dentro del gobierno”.