Brasil: se confirmó rol de EEUU en proceso contra Lula
08/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200708-BETO.mp3

Entrevistado en InterCambio el periodista brasileño Beto Almeida se refirió a la noticia confirmatoria del involucramiento de Estados Unidos en el proceso acusatorio contra Lula. “Siempre supimos, desde hace años, que había esa interferencia; lo que hay de novedad es que recién hubo una filtración de dos sitios (web), la Agencia Pública y The Intercept, que tienen muchos documentos de esa irregularidad”, explicó.

“Pero en la época era muy extraña, muy rara, la propia pasividad del ministro de Justicia del PT, de José Eduardo Cardozo, porque permitió que todo eso pasara, una interferencia escandalosa de procuradores, de agentes federales norteamericanos en Brasil.

Estuvieron dentro de la Policía Federal, en Curitiba, entrevistaron a los testigos del proceso Lava Jato, y eso fue tolerado, porque era imposible que no se supiera nada. En verdad, hay una interrogación muy fuerte, y eso va a aparecer” en los procesos.

“El resultado concreto es que es posible, sí, la nulidad por completo de todas las acusaciones contra Lula; es posible jurídicamente, si analizáramos apenas técnicamente, pero lo judicial tiene una carga política que todos sabemos que tiene. Pero eso debilitó la defensa de Moro y fortaleció mucho la defensa de Lula”, más allá de que siguen los procesos judiciales y que le abrieron otros, débiles como los anteriores en términos probatorios. “Hay una cierta disposición, dentro del Supremo Tribunal Federal hoy, de varios ministros (…) que dieron pistas de una mirada que puede favorecer esa anulación por completo de toda la acusación contra Lula, que es absurda”.

El entrevistado explicó al respecto que ese posible giro del máximo órgano judicial estaría expresando una necesidad institucional de abrir un margen de rehabilitación política de hecho de Lula ante la debacle general que sufre Brasil con la conducción de los sectores y personas que gobiernan.

“Hoy hay en Brasil, según el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, más personas no trabajando que personas que trabajan”, lo que implica “una situación gravísima” al punto de que “sectores conservadores están con pavor, horrorizados, porque imaginan que eso puede suscitar explosiones sociales”, mientras se suceden miles de despidos semanales y cierres de miles de empresas de todo porte y en los más diversos rubros.

“Se estima que son 64 millones de personas las que reciben un auxilio de emergencia de 600 reales” por mes, personas que “dependen de eso” para sobrevivir y esto más allá de que “hay muchos fraudes” realizados tanto por “militares que recibieron” esa transferencia “y van a tener que devolver todo, una vergüenza”, como por “empresarios (…) que ponen el nombre de su hijo” para recibirla cuando “hay mucha gente que ni siquiera lo logra”.