EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Pfizer Uruguay
Brasil denuncia que Pfizer impone «condiciones leoninas y abusivas» a países que adquieren sus vacunas contra el covid-19
31/01/2021
Descargar Audio

El gobierno brasileño denuncia que Pfizer impone «cláusulas leoninas y abusivas» en los contratos de compraventa de vacunas contra el covid-19, que incluyen la eximición de penas al laboratorio ante un posible retraso en la entrega de dosis -como sucede en Europa- y un deslinde de responsabilidades ante posibles efectos adversos.

El pasado 27 de enero, el presidente Luis Lacalle Pou se refirió a los acuerdos alcanzados con los laboratorios Pfizer y Sinovac, y aseguró que la información de los contratos no se dará a conocer a la ciudadanía, debido a las clausulas de confidencialidad. Explicó que «la opción era firmar un contrato con confidencialidad o no tener vacunas.

El mandatario señaló que la ciudadanía debería quedarse tranquila, ya que «a nosotros nos rige la Constitución y la ley, y que nosotros no nos apartamos de la Constitución y la ley. Hay cláusulas confidenciales. Teníamos la opción de conseguir vacunas o no conseguirlas. La decisión era meridianamente clara y nos hacemos responsables de lo que firmamos».

Cuatros días antes había sido consultado acerca de posibles efectos adversos de las dosis. El mandatario expresó en esa oportunidad, que el gobierno «amparado en la ley, firmó dos contratos de distinta índole que obviamente, sin entrar en el contenido, tienen cláusulas que hacen a la velocidad con la cual se aprobaron estas vacunas. Los que saben más dicen que demoran cinco años en producirse y salir al mercado y acá estamos hablando de cinco meses», expresó, y agregó que «la opción era tomar esas vacunas o no y en esa toma de vacunas asumimos algunas responsabilidades».

Este viernes el semanario Brecha recopiló la información que han transparentado distintos gobiernos y medios del mundo sobre negociaciones fallidas y acuerdos alcanzados con uno de los laboratorios en cuestión, Pfizer.

El Ministerio de Salud brasileño informó esta semana que la cantidad de dosis contra el covid-19 que le ofreció la farmacéutica Pfizer (2 millones) es «insuficiente», y señala que «las cláusulas leoninas y abusivas que fueron establecidas por el laboratorio crean una barrera de negociación y compra» que impide cualquier tipo de acuerdo.

Según el comunicado que recoge la agencia oficial Brasil, se advierte que las cláusulas precontractuales impuestas por Pfizer establecían «una renuncia de Brasil a la soberanía de sus activos en el exterior a favor de Pfizer como garantía de pago, además de constituir un fondo de garantía con montos depositados en una cuenta en el exterior». El laboratorio también solicitaba que se incluya que no haya penalización ante un retraso en la entrega de las dosis, y que se firme un término de responsabilidad por los efectos secundarios de la vacuna, eximiendo al laboratorio de cualquier responsabilidad civil por efectos secundarios graves resultantes del uso de la vacuna, por tiempo indefinido.

Argentina, que había participado con más de 6 mil voluntarios en los ensayos clínicos de Pfizer/BioNTech, no accedió a las dosis debido a que el laboratorio pretendía que se removiera del proyecto de ley aprobado por el Parlamento un fragmento que habilitaba al Ejecutivo a firmar contratos con laboratorios incluyendo  “cláusulas que establezcan condiciones de indemnidad patrimonial (para los laboratorios) respecto de indemnizaciones y otras reclamaciones pecuniarias».

El titular de Salud, Ginés González García, confirmó que Pfizer no estaba conforme con la norma y dijo no entender “por qué tienen tantas exigencias, pareciera que no le tienen fe a la vacuna”.  El semanario también recoge las declaraciones de Jorge Rachid, un médico sanitarista que asesora a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, quien sostuvo que el laboratorio pidió «una ley con garantías, con bienes inembargables que incluía petróleo, glaciares”.

Perú debió aprobar un decreto que accede a someter al arbitraje internacional posibles controversias con la empresa, que textualmente establece que “la autorización establecida en este artículo comprende la renuncia a la inmunidad soberana”. Las negociaciones no llegaron a buen puerto, ya que Pfizer pretendía imponer una cláusula que estipulara que en caso de que Perú perdiera una controversia, el laboratorio podría cobrar indemnizaciones con activos peruanos en el extranjero, como bienes muebles del servicio diplomático, naves militares u objetos prestados a museos.

La publicación también señala que hay países de la Unión Europea que están abonando entre 14 y 18 dólares por cada dosis, mientras que Estados Unidos paga 19 e Israel 62.

Nota relacionada:

Uruguay asumió «responsabilidades legales» ante posibles efectos adversos en vacunas contra el covid-19

 



Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/m24/public_html/wp-includes/functions.php on line 4757