EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Bonomi: Lacalle Pou dice que hay que respaldar a la Policía. ¿Por qué no la respaldaron con sueldos, tecnología y armamento adecuado?
02/10/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/10/20191002-BONOMI.mp3
Descargar Audio

Entrevistado en InterCambio el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, habló del debate televisivo de este martes 1, desmintió falsedades y señaló errores de Luis Lacalle Pou y la oposición en materia de Seguridad y Economía, y dijo que “el Frente se despertó en las últimas dos semanas” de una forma que anticipa una probable victoria entre octubre y noviembre.

Bonomi “sí” vio el debate mediático entre los candidatos presidenciales frenteamplista Daniel Martínez y blanco Luis Lacalle Pou, aunque aclaró que “no soy muy propenso a los debates” de ese tipo porque “no son un debate” sino solo “la oportunidad de que cada uno exponga lo que cree”.

“Debate es cuando hay interacción, y no hay interacción en estos debates” como el de la víspera, que “ya vienen libretados para la respuesta que le van a dar”. “Lo que está inadecuado es el título: debate”.

El ministro consideró que más allá de ese evento, lo más relevante con vistas al domingo 27 es que “están en juego dos proyectos, y hay un proyecto que su fortaleza es que la gente lo conozca, y el otro proyecto su fortaleza es que la gente no lo conozca, porque no va a decirle a la gente que bajar el costo del Estado quiere decir bajar salarios, bajar jubilaciones, bajar el gasto social, jugar por el lado de la devaluación”.

Este último proyecto, representado en la instancia mediática de ayer por el presidenciable del Partido Nacional, expresa “la forma” en que sus interesados y representantes en Uruguay y toda la región “han tratado de re-direccionar la distribución desde los que menos tienen a los que más tienen”. Por eso “no lo pueden decir” y piden a la ciudadanía tiempo y confianza para ejecutarlo a modo de cheque en blanco, y basta ver cómo el presidente Mauricio “Macri dejó a la Argentina” en apenas “cuatro años”.

Bonomi también se refirió a algo que “ayer Lacalle no lo dijo directamente pero lo rozó” y “lo viene diciendo públicamente”. A saber, “que si él fuera presidente iba a reunir a los comisarios, a los jefes de Policía y les iba a decir ´allanen las bocas y cierren las bocas´.

Eso es un engaña pichanga, un desconocimiento total, porque no es el jefe de Policía, ni el comisario, ni el director de la Policía, ni siquiera el presidente, el que puede” determinar “que se allane una boca: es el juez” quien “decide si da o no da” la orden de allanamiento, “y si no la da, no se puede entrar”. “Hay cosas que las resuelven los jueces”, puntualizó.

También leyó un material con un plan de seguridad que Rudolph Giuliani trajo al país por iniciativa de “un candidato” y señaló que “todo esto (…) se está haciendo hace mucho en la Policía” uruguaya. Mencionó la idea manejada por la oposición de usar retirados de fuerzas de seguridad para patrullar las calles y aclaró que “es un tema de discusión parlamentaria”.

Preguntó al aire “¿quién está asesorando al candidato?” del PN y señaló que se trata de exfuncionarios de la época en que se usaba “la libreta” de anotaciones y “el fax” para comunicar la información a distancia. Lamentó que “muy suelto de cuerpo” el candidato blanco habla de cosas que refieren a “los medios” y “los mecanismos que tenía la Policía 20 años atrás”.

Luego habló de la violencia intrafamiliar y las tobilleras e indicó que “ahí hay otra cosa que tampoco la pueden decir” desde la oposición de derecha, en donde “todo lo que están planteando se basa en el miedo, el caso más claro es ´Vivir sin miedo´”, la campaña del senador Jorge Larrañaga.

“Es cierto que han aumentado los homicidios”, pero al mismo tiempo, “en general, más del 50%, y el año pasado el 62% de los homicidios”, son resultado de “conflicto entre delincuentes, y el segundo rubro de cantidad de homicidios es la violencia intrafamiliar, y no siempre es violencia de género, no siempre es de género, es intrafamiliar”, diferenció el ministro.

“Entre el 60 y el 75% se explica por eso, pero ¿qué es lo que tratan de hacer creer? (…) que cualquiera en la calle puede ser asaltado en cualquier momento y ese asalto se transforma en un homicidio”. Pero “no dicen, y esto está absolutamente comprobado, que el mayor peligro de que la maten a una mujer es en la casa, no es en la calle (…) eso no lo dicen porque tratan de generar el miedo”, fustigó.

Sobre la iniciativa constitucional de Larrañaga, Bonomi tiende a pensar que no reunirá los votos para la aprobación. “Mayor porcentaje de aprobación que el que tuvo la baja de la edad de imputabilidad no hubo, y después no se produjo”. Del mismo modo, la planteada ahora “creo que no va a salir”.

Después criticó a quienes como Lacalle Pou “dicen que hay que respaldar a la Policía. ¿Por qué no la respaldaron cuando votaron sus sueldos? Ganaban 4.500 pesos cuando el Frente Amplio llegó al gobierno, y hoy cobran de ingreso, los policías ejecutivos, 36.800 pesos. ¿Por qué no la respaldaron con el sueldo si eran tan importantes para ellos? ¿Por qué no la respaldaron con un armamento adecuado? ¿Un uniforme adecuado?”, incluyendo “la ropa de abrigo e impermeable que se utiliza en invierno, que no la tenían. ¿Por qué no la respaldaron con tecnología, con vehículos, que hoy tienen muchísimos más vehículos? ¿Por qué no la respaldaron? El respaldo que quieren es uno solo: la ´ley de presunta legítima defensa´, o ´legítima defensa presunta´”.

Informó al respecto que “en lo que va del año, ha habido 31 delincuentes abatidos por la Policía. No hubo uno solo que tuviera un problema judicial”. Entonces, en la oposición, “¿quieren que tire de cualquier manera y después, porque es policía, quede libre de culpa?”, se preguntó.

Más adelante en la nota, el secretario de Estado habló de Economía, ingresos e impuestos. “Cuando hablan de los impuestos, la cosa ´es bajar los impuestos, y el Frente no baja los impuestos´”. Recordó que en 2015 “el Frente se encontró con una situación complicada, una situación que nos llega de afuera” y a la que respondió muy distinto a como lo hicieron los partidos tradicionales “cuando nos llegó de afuera en el ´99 la devaluación brasileña y en 2001 la situación argentina: eso fue dos leyes de ´urgente consideración´ que aumentaron impuestos por todos lados, bajaron salarios, bajaron jubilaciones.

El Frente lo que hizo en este periodo, que le reclaman: no creó ningún impuesto, aumentó un impuesto pero no a todo el mundo, a los que más tienen, entonces se maneja como si el Frente está matando a impuestos a todos el mundo”.

“Con los impuestos que hay, con los sueldos que hay, con el empleo que hay, ¿qué sucede con el poder adquisitivo de la gente? El poder adquisitivo de la gente desde el 2005 hasta ahora ha aumentado casi un 60%. Puedo decir ´no voy a aumentar impuestos, voy a bajar impuestos´, y digo: ´pero los Consejos de Salarios se van a dedicar solamente a fijar el salario mínimo por categoría´. ¿Qué quiere decir eso? Que si uno está cobrando 11.000 pesos por mes, otro 8.000 pesos por mes y otro 6.500 pesos por mes, el Consejo de Salario aumenta el que cobra 6.500 pesos por mes, ese aumenta, los otros no, porque no aumentan los salarios, aumenta solo el mínimo por categoría. Entonces, que le saquen algo de impuestos al que cobra 8.000 y 11.000, pero que le dejen congelado, que es lo que dice (…) Lacalle, lo ha dicho por todos lados (…) a ver qué me dice, si le parece tan lindo sacar impuestos (…) a la gente.

Lo que está cobrando es lo que le están sacando. ¿Cuánto le queda en el bolsillo? Cada vez le queda más, no cada vez le queda menos. Este es un reclamo fundamentalmente para un sector de la población que es minoritario y que capaz que el impuesto a los sueldos le afecta más que al que cobra 27.000 pesos, que no le afecta en nada, porque al que cobra 27.000 pesos no le descuentan en nada, y al que cobra 35.000 pesos le hacen un descuento de los 5.000 que están por arriba de los 30, pero no sobre los 35”. “No se está afectando el ingreso de la población”, subrayó el dirigente del MPP.

Después aclaró que el concepto artiguista “que los más infelices sean los más privilegiados”, al que él adhiere al igual que todo el Frente Amplio, incluye natural y necesariamente, además de los más castigados en términos absolutos, a los desfavorecidos en términos relativos al comparar su situación con la de los privilegiados. Por ejemplo, comprende a los tamberos que pasan trabajando de sol a sol y luchan cada día por sobrevivir, así como a los asalariados que dedican su vida a trabajar a cambio de un sueldo del entorno de 30.000 pesos por mes, entre muchos otros ejemplos posibles.

“Creo que sí” habrá “un nuevo gobierno” frenteamplista basado en la lógica de “mantener lo bueno y hacerlo mejor (…) y hacer lo que no se ha hecho”, expresó el entrevistado. “El Frente en las últimas dos semanas despertó (…) creo que aquella frase de Lucía Topolansky de ´el susto despertó al mamado´ se volvió a dar”, resumió al respecto.