Bonomi: en 2005 hubo aumento del salario y del empleo a la vez; ahora hay transferencia de los sectores más desposeídos a los de más recursos
29/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200729-BONOMI.mp3

Entrevistado en InterCambio el senador frenteamplista Eduardo Bonomi fustigó la política económica y salarial contractiva y a la baja del gobierno, que ya achica el mercado interno y con esto genera aún más desocupación.

Bonomi respondió a declaraciones del ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, realizadas minutos antes en este programa, sobre la falta de margen financiero del gobierno para aplicar una política salarial expansiva y destinar más recursos a mitigar los efectos sociales de la crisis.

“En el marco de lo que habían planteado en la campaña y de su Programa de gobierno”, es claro que “no” tienen margen para aumentar recursos, razonó el senador y enfatizó que la orientación oficialista apunta a generar “transferencias de valor desde los sectores” sociales “reconocidos por el Frente Amplio” (FA) con su política expansiva “en 15 años de gobierno”, hacia “los sectores de más ingresos” de nuestro país. “Y las políticas salariales tienen que ver con eso”, entonces “todo lo que han hecho durante la pandemia iba en función de lo que habían anunciado” en 2019. “Obvio que no tenían margen” porque “si no tienen la voluntad, no hay margen”.

El Coronavirus “donde más los afectó (…) es en el empleo” y esto está siendo aprovechado porque “el desempleo es funcional a la baja del salario”, como quedó evidenciado desde el año 2000 y la crisis de 2002. En el gobierno “le echan la culpa al Coronavirus” por el contexto restrictivo, pero el Covid-19 “no los desvió en nada de lo que tenían previsto hacer”.

El dirigente del MPP recordó que “es fundamental en una situación crítica cuál es la política que uno se plantea para salir de ella”, y que una vez más “la política” de los partidos tradicionales y la derecha es “bajar los gastos”. “Ellos apuestan fundamentalmente a bajar el gasto” y esto “es recesivo”, a diferencia de “cuando el FA asumió en 2005” el gobierno, porque allí “la situación era crítica también” pero el gobierno eligió elevar “los ingresos”.

El ex ministro de Interior y de Trabajo continuó contrastando el rumbo del gobierno ´multicolor´ con los 15 años del FA. “El mayor aumento de salarios en el país durante los últimos 40, 50 años fue en ese periodo” desde Marzo de 2005 y desarrollado en los años siguientes por parte del FA, “y aumentó el empleo también (…) porque no está atada una cosa a la otra”. En rigor, “hubo paralelamente un aumento del salario con un aumento del empleo” mediante una combinación de “inversión productiva” y fomento del “mercado interno”, al que ahora se achica con la política restrictiva.

Lo que ya se evidencia desde Marzo es “una transferencia de los sectores más desposeídos a los que tienen mayores recursos”, y esto es una opción del gobierno ya que el FA presentó una batería de propuestas para ayudar con más dinero a la gente golpeada y además potenciar el mercado interno. El FA recomendó “fortalecer la capacidad de ingreso para gastar en los comercios de cercanía” pero el gobierno “optó por la canasta, que es mucho más chica” en recursos y beneficia a las grandes cadenas comerciales.

El entrevistado “no” cree “que en el 2022 se recupere” el crecimiento del salario, “se va a pérdida hasta 2022 y después veremos”. Asimismo, “si no hay política” activa de empleo, “es difícil” que esta variable se dinamice. “Que hay empleos que van a perderse, se van a perder” con esta política. Y en economía, “lo que hacen los sectores neoliberales es bajar el gasto” en vez de subirlo para dinamizar la actividad, el empleo y la recaudación.

Respecto de Ernesto Talvi, Bonomi recordó “la línea de bajar el costo social” y de “bajar el costo salarial” que el ex canciller “había defendido” siempre junto a “las experiencias” educativas “como Jubilar e Impulso”, tal como “había puesto como ejemplo y modelo (…) la experiencia chilena”.

“Pero el problema mayor es que cuando uno se compromete con algo así, no puede dejar de un día para otro lo que había impulsado (…) salvo que hayan pasado cosas que no sabemos” y que quizás “algún día” se conozcan. Y si bien con el egreso de Talvi “se pierde una visión de mayor presencia del Estado que el Herrerismo (…) no parecen ser tan sólidos esos valores”.