EN VIVO

1 seg
|
1 seg
Bolsonaro dejó de ser útil y se va quedando solo, señaló el analista Álvaro Padrón
10/04/2021
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2021/04/20210409_MDD_Padron.mp3
Descargar Audio

Brasil reafirmó al sector militar antidemocrático del que proviene un Bolsonaro que va quedando solo y que dejó de ser útil para algunos sectores económicos que se animaron a dar señales de ruptura con su gobierno, señaló el columnista de M24, Álvaro Padrón.

Entrevistado en El Menú del Día, Padrón señaló que el pueblo brasileño está pagando dramáticamente los costos de tener un presidente «negacionista» de la pandemia, y que ahora se suma «el deterioro político institucional, la debacle de un gobierno que empieza a ser inconsistente al interior del propio marco político-económico que representa».

Recordó que en las últimas semanas renunció el canciller, que era para el presidente Jair Bolsonaro «una de las principales armas de fuego, un hombre cercano a Trump, un antiglobalización».

Acerca de la salida del gabinete del ministro de Defensa, recordó que las Fuerzas Armadas «se dividen entre los que acompañaron la recuperación democrática y otro que siempre negó esa reapertura, que es al que representa Bolsonaro y de allí proviene», y dijo que en esta etapa «va perdiendo peso el sector más democrático».

El nuevo titular de esta cartera, reivindicó la dictadura militar en su primer acto público, lo que demuestra que «se consolida el sector más duro de los militares y del gobierno», en un Ejecutivo «hipermilitar», con el 60% de los cargos en manos de exmilitares.

A su vez, el mandatario norteño «va quedando cada vez más solo, su perfil, su gobierno, sus alianzas y es muy peligroso eso», ya que algunos sectores económicos «se animaron a hacer una señal de ruptura con el gobierno y plantearon en una carta que si se sigue este camino se va hacia el abismo».

«Es clarísimo que Bolsonaro dejó de ser útil, lo fue para sacar a la izquierda. Ahora lo quieren parar, lo quieren sacar», agregó y planteó que «esto de que la centroderecha empieza a necesitar a la ultraderecha y luego no la controla es un asunto serio y termina siendo fagocitados por esos sectores», dijo Padrón.

Esto último «pasó en gran parte de Europa, Estados Unidos, pasa en Brasil y yo me pregunto si aquí en Uruguay no estamos repitiendo algo similar, si con tal de generar una alianza, una coalición contra la izquierda, se terminan aliando con monstruos que no pueden parar».

Socios del Mercosur.

Padrón señaló que con ese gobierno autoritario y con poco apego democrático, «Uruguay quiere hacer acuerdos sobre el futuro del Mercosur. Qué cosa que nadie se pregunta en este país, quedamos entreverados entre el chisporroteo entre Lacalle y Fernández como si fuera un tema y central, y no nos damos cuenta que el gobierno uruguayo quiere de tener de aliado a este gobierno brasileño con este perfil».

Agregó que al canciller uruguayo, Francisco Bustillo, «habría que preguntarle qué afinidades tiene con un gobierno como esté, y en qué medida puede sentirse identificado como para crear una alianza» que determine el futuro de la región.