Bolivia: «las elecciones implicarán el retorno a la democracia».
16/10/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/10/20201015-GPS.mp3

A pocos días de las elecciones generales, el sociólogo boliviano Eduardo Paz Rada dialogó con GPS Internacional para analizar las perspectivas políticas, así como los desafíos que enfrentará el próximo Gobierno en el país sudamericano.

En el marco de la tensión entre el Gobierno transitorio y el Parlamento opositor, el país ha entrado en el silencio electoral, previo a los comicios generales que se celebrarán este 18 de octubre. Este día competirán por la presidencia el ex ministro de economía de Evo Morales, Luis Arce, el historiador Carlos Mesa, y el ultraconservador Luis Camacho. Al respecto, «las elecciones son trascendentales, porque es un momento en el que el pueblo se expresará sobre la recuperación de la democracia», sostuvo.

Las organizaciones sociales han sido claves para fijar las elecciones.

En este marco, «se advierten una serie de contratiempos, no solamente por el Golpe de Estado ocurrido en noviembre del año pasado, sino porque el actual régimen de facto ha aplazado las elecciones en tres ocasiones», indicó. Al respecto, «para que puedan realizarse efectivamente las elecciones, han tenido que salir a las calles la central obrera, los sindicatos y las agrupaciones indígenas», añadió. En este sentido, «es gracias a ellos que han podido fijarse las elecciones», advirtió Paz Rada.

En lo que concierne a la contienda electoral, se destaca el creciente favoritismo que está adquiriendo el candidato del Movimiento Al Socialismo, el economista Luis Arce. Con respecto al impacto del Covid-19, «sin dudas que la pandemia y las reacciones tardías del Gobierno han empeorado las condiciones económicas en el país», sostuvo. Más aun, «los actos de corrupción y las acciones del Gobierno han generado descontento en la sociedad«, concluyó.

En radio M24 y Sputnik también estuvimos en contacto con el profesor Gustavo Alves, con quien dialogamos sobre la realidad de la coyuntura económica en Argentina.

Se estima que el PIB de Argentina caiga un 11,8% debido a la pandemia.

En el pasado mes de agosto, el Gobierno argentino logró reestructurar la deuda con los acreedores privados por 65.000 millones de dólares, lo cual permitió una salida formal al default. Tras ello, el desafío de Argentina radicaría en encontrar un equilibrio en la economía local, manteniendo la estabilidad macroeconómica, según sostuvo la directora general del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva. Al respecto, «la economía argentina está atravesando una situación muy compleja«, advirtió Alves.

En este sentido, «el país ya venía con algunos problemas, por lo que la pandemia vino a agravar la situación preexistente generando a su vez, nuevos frentes de batalla», sostuvo. Asimismo, «hoy un tema que da mucho que hablar es la brecha cambiaria, particularmente debido a la falta de dólares en el mercado«, añadió. En este marco, «lo fundamental es que esto no se traslade a la inflación», indicó. Sin embargo, «no coincido en que estemos a punto de una hiperinflación, como advierten algunos», concluyó.

Diálogos geopolíticos.

Nuestro analista político y especialista en Estudios Internacionales, Santiago Caetano, centró su análisis en torno a la primera participación de Uruguay como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, durante el bienio 1965-1966.

Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

En el cierre cultural, estuvimos en contacto con el Ingeniero Agrónomo Oscar Sarroca, quien es integrante de este Programa que fue galardonado este año con el Premio Nobel de la Paz. Con él dialogamos sobre sus cometidos, entre los que se destacan proporcionar asistencia alimentaria a millones de personas en todo el mundo, a menudo en condiciones extremadamente peligrosas y de difícil acceso.