Bolivia decidió: «EEUU va a tener que reconocer al Gobierno de Arce»
20/10/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/10/201019-02-TELE-ELECCIONES-BOLIVIA.mp3

Con una poderosa bancada en el Senado de 19 miembros y una mayoría en Diputados a definirse, el Movimiento al Socialismo (MAS) asumirá el poder total en Bolivia tras el triunfo en primera vuelta de la fórmula Luis Arce y David Choquehuanca. Está previsto que la presidenta transitoria Jeanine Áñez entregue el mando en diciembre.

«Aún no tenemos cómputo oficial pero por los datos con los que contamos, el señor Arce y el señor Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia», afirmó Áñez en Twitter.

Los datos disponibles corresponden a los resultados a boca de urna difundidos por Ciesmori e indican que Arce se impuso al superar más del 50% del padrón electoral (52,4%). En segundo lugar quedó Carlos Mesa y su Comunidad Ciudadana (31,5%), y tercero Luis Fernando Camacho (14,1%) con Creemos.

Los resultados oficiales podrían conocerse recién el viernes 23. Pero incluso el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ya reconoció la victoria del MAS.

Por su parte, el presidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) sostuvo que tanto Almagro como la OEA tienen las manos manchadas con sangre, al haber propiciado un golpe de Estado luego de sostener que hubo fraude el 20 de octubre de 2019, cuando Evo Morales fue reelecto en primera vuelta en Bolivia.

«Evo ganó con 10 % y Almagro gritó ¡fraude! Ahora ganaron con 20%, lo cual demuestra que el único fraude fue Almagro. Si tuviera algo de decencia —que no la tiene—, renunciaría. Su deshonestidad ha costado democracia y sangre. ¡Jallalla Bolivia!”, tuiteó Correa.

«Una de las misiones de observación que fue más cuestionada y que hizo mucho seguimiento a su trabajo, definitivamente fue la de la OEA. Además repetimos los mismos actores que estuvieron el año pasado, y fue algo que se cuestionó al Tribunal Supremo Electoral», dijo a Sputnik el politólogo boliviano Axel Arias Jordan.

Ganaron todos
«Creo que ha ganado la democracia, el pueblo boliviano que ha manifestado a través del voto su voluntad. Y a partir de eso tenemos un Gobierno elegido por el voto popular, que cuenta con respaldo mayoritario de la población», destacó el entrevistado.

Desde su punto de vista, quedó «demostrando nuevamente que el MAS es la primera fuerza política en el país y que goza de una legitimidad muy grande, pero a la vez una responsabilidad muy grande también».

El experto enumeró tres «grandes tareas» que tendrá el nuevo Ejecutivo, una vez asuma en diciembre. Una de ellas tiene que ver con un aspecto interno de la fuerza política, como es «consolidar el proceso de transición en su liderazgo». «En la historia democrática reciente, el MAS es el segundo partido que logra iniciar un proceso de transición de liderazgo exitoso», remarcó.

El anterior y primer caso se retrotrae a los años de 1990, cuando el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) pasó del liderazgo del cuatro veces expresidente Victor Paz Estensoro al del también expresidente Santiago Sanchez de Lozada.

«El MAS entra en esa ruta. Hay una transición democrática de liderazgo y se gana la elección con binomio completamente diferente», completó Arias Jordan.

Asuntos pendientes
Las otras tareas relevantes son de alcance nacional y extrapartidario. «Debe restaurar el proceso democrático cortado en noviembre de 2019 tras el Golpe de Estado, y esto debe permitir encontrar soluciones estructurales a la crisis política que venimos arrastrando en este tiempo», apuntó.

Arias Jordan dijo estar de acuerdo con lo dicho por el presidente electo en su discurso de victoria, cuando aseguró que «va a hacer un Gobierno para todos». Señaló también que debe ser un Ejecutivo «de reencuentro y reconciliación nacional».

El analista advirtió que «a pesar de que el MÁS tenga una mayoría (…) significa que por el otro lado hay una demanda de que tiene que primar la democracia, el diálogo y la reconciliación en nuestros países».
El politólogo boliviano se refirió además al desafío de tener que enfrentar la pandemia y la crisis económica, tanto la derivada por la enfermedad como la estructural, que «ha sido el eje estructural de la campaña del MAS: resolver la crisis para volver a ingresar en tiempos de estabilidad (…) y reencauzar el proceso democrático del país».

No le queda de otra
«EEUU creo que va a esperar los resultados finales», dijo Arias Jordan, al ser consultado sobre la ausencia de comentarios sobre lo ocurrido este 18 de octubre en Bolivia por parte de la principal potencia.

«Es llamativo, porque en 2019 apenas Evo abandonó el Gobierno en noviembre, dos días después Donald Trump estaba reconociendo al Gobierno de Añez», acotó el experto.

A partir de allí «se reinicia el proceso de reordenamiento con Washington de una manera muy rápida. En enero, Trump abre el grifo de la cooperación para Bolivia y de los primeros en desembarcar fue USAID [Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional]», explicó.

«Esperemos que no», respondió Arias Jordan cuando se le preguntó su opinión acerca de la permanencia o no de la USAID bajo el mandato de Arce.

«EEUU no va recibir con buenos ojos estos resultados. Sabemos la postura de la Casa Blanca frente al MAS en 14 años de Gobierno. Sin embargo, creo que apelando a que ha sido una elección observada a nivel mundial y que la victoria del MAS es contundente, van a tener que reconocer» a este nuevo Gobierno.