EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Bodas COVID: cómo se celebran los casamientos en tiempos de pandemia
08/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/200907-03-ZONA-CASAMIENTOS-PANDEMIA-M24-1.mp3
Descargar Audio

Miles de parejas debieron suspender sus casamientos debido al coronavirus. Pero hay otras que han decidido casarse igual, aunque de un modo muy particular. En España las bodas están permitidas siempre y cuando no haya discoteca ni cóctel de pie, y se respete el límite de 10 personas por mesa, entre otros protocolos.

Las medidas sanitarias para la celebración de bodas en España dependen de cada comunidad pero, en términos generales, son bastante estrictas. Esto ha llevado a que muchas parejas opten por casarse en 2021. Pero hay otras que prefieren hacerlo este año, aunque sea de un modo poco convencional.

«En muchas provincias se ha adoptado el límite de 10 personas por mesa o menos, por núcleo familiar. No puede haber discoteca —porque el ocio nocturno está totalmente prohibido—, el cóctel tiene que ser sentados, no puede haber un camarero pasando una bandeja», explicó Isaac Amselem, presidente de la Asociación de Profesionales de Bodas de España (APBE).

La temporada de bodas en este país va desde marzo hasta octubre pero, debido a la pandemia, recién comenzaron a celebrarse en junio. Hasta ahora se han realizado alrededor de 20.000 casamientos, con solo tres casos positivos de COVID-19 detectados a raíz de estos eventos.

«Se permite que en el momento de la fiesta haya mesas en la pista de baile para poder al menos estar ahí, escuchar música, beber y disfrutar», señaló Amselem.

Otras normativas son el uso de mascarilla, distanciamiento social y en algunas comunidades se realiza un listado de la gente que asiste, tomando sus datos y temperatura. Esto permite rastrear los invitados si llegara a detectarse un caso», agregó.

En cuanto a la cantidad de personas que pueden asistir a la boda, depende de cada comunidad. En la región de Andalucía hay un tope de 300 invitados y en otras el límite es un porcentaje del aforo. Por ejemplo, un 75% en espacios interiores y un 100% en exteriores.

«Lo que estamos explicándole al Gobierno y a las comunidades autónomas es que lo bueno de una boda, comparado con otro evento, es que sabemos perfectamente quién asiste, tanto por parte de los invitados como de los proveedores. Es muy fácil poder rastrear en caso de que haya un brote; esto no pasa en ningún sector», concluyó el presidente de APBE.

Esto y más en Zona Violeta.