Bergara y Olesker: la pobreza está afectando porque el gobierno no toma medidas paliativas; las medidas del gobierno deprimen el mercado interno
20/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200720-BERGARA-OLESKER.mp3

Entrevistados en InterCambio los senadores del Frente Amplio (FA) y economistas Mario Bergara y Daniel Olesker desnudaron algunas falacias y falsedades de la presentación realizada días atrás por la ministra del ramo, y recordaron “las fortalezas” legadas por el FA que “el gobierno aprovecha”.

Bergara puntualizó que lo que hizo la semana pasada ante cámaras la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, “fue una presentación funcional a un relato” del gobierno “de que acá todo se viene abajo”. Y ese relato, a su vez, integra “un relato más amplio” referido a que de hecho “ahora tenemos una política de ajuste”. Es así que, en definitiva, Arebeleche “cuestiona las políticas sociales” y por esto anuncia que el gobierno no las sostendrá, como advertía el FA en la campaña electoral.

Ese “relato” general “trata de ser” verosímil en la transmisión de la idea de que la política oficial de ajuste y recortes obedece a “la pandemia” y al supuesto “desastre de país que dejó el FA”, cuando en realidad “es indudable que hay un montón de fortalezas que se han dejado” en pie por parte del FA “y que el gobierno está aprovechando”, las mismas que “el propio gobierno les muestra a los inversores internacionales”, al punto de que “el FMI usa la palabra envidiable” para la situación de Uruguay.

El ex presidente del Banco Central apuntó también que “mirar solo la variable déficit no es” sinónimo de “fortaleza financiera del Estado”. Recordó en ese sentido que las deudas bruta y neta respecto del PIB están “35% y 30%” más abajo a inicios de 2020 que en marzo de 2005, tal como las reservas monetarias pasaron en ese lapso de signo negativo a 15.000 millones de dólares. Y así en otras variables como “el grado de inversión, que hoy está totalmente consolidado”, por lo tanto “todo el panorama financiero hoy luce mucho más potente a pesar del déficit”. Entonces, “lo que para ellos es despilfarro”, para el FA son “ganancias de equidad”.

A pesar de esa estructura de fortalezas previas, ahora, en el marco de una caída general de la economía como efecto de la pandemia, “la pobreza ya está afectando porque el gobierno no está tomando medidas efectivas, paliativas”. Esto es así al punto de que “cuando uno rankea” en el mundo y la región los niveles de recursos públicos dispuestos por los gobiernos para sostener a las economías y ayudar a los sectores más golpeados por la crisis, “el Uruguay está en tristes lugares, allá abajo”, tan abajo como que se ubica “en los últimos lugares de América Latina, incluyendo el Caribe”.

En el gobierno uruguayo “están a la derecha del Fondo Monetario”, como se observa respecto del rechazo oficial a instrumentar un ingreso monetario de emergencia cuando la propia directora gerente del organismo, la búlgara Kristalina Gueorguieva, aboga por la incorporación de la renta básica universal a nivel global como respuesta a la crisis abierta por la pandemia.

Bergara recordó además que si bien las empresas grandes tienen su importancia, “las micro, pequeñas y medianas empresas (…) son las grandes generadores de empleo en el Uruguay”. De ahí que “no vamos a salir bien si erosionamos la demanda interna y la inversión pública” con la aplicación de pautas salariales a la baja y recortes presupuestales estatales.

Olesker, por su lado, dijo que “hecha la aclaración de que el déficit es alto”, es indispensable analizar “en qué aumentó el gasto” desde “2004 al 2019”, periodo durante el cual “se duplicó” el gasto público en general, con foco en el destinado a “educación, salud, vivienda, seguridad pública y todo lo que tiene que ver con la protección social”. De hecho, subrayó, “esos cinco” rubros “aumentaron el triple” y suponen “el 75%” del incremento del gasto público total. Explicó que se elevaron tanto en calidad como en cantidad y mencionó varios avances destacados en cada uno de ellos.

El ex ministro de Desarrollo Social reseñó “los costos” principales de las políticas salarial, previsional y de seguridad social en general, que permitieron reducir la pobreza “de 40% a 8,8%” en los 15 años del FA. Más adelante ejemplificó los recortes del gobierno ´multicolor´ citando los “600 millones de pesos” que se le suprimen al programa Uruguay Trabaja.

Resaltó la relevancia del mercado interno no solo para las micro, pequeñas y medianas empresas sino también para varios sectores exportadores a los que “el mercado interno” resulta “muy importante” al efecto de cubrir parte de sus costos operativos. Y “estas medidas” del gobierno “lo deprimen”.

Lamentó el grado de desconocimiento oficial del funcionamiento “de las estructuras públicas” y lo ejemplificó con algunos manejos del Mides. También lamentó el nivel de recursos destinados por el gobierno a mitigar los peores efectos socioeconómicos de la crisis, “menos del 0,05 del PBI”.

Olesker valoró que “el concepto de sector privado del presidente es un poco restrictivo” porque lo limita “al sector privado concentrado”, dejando afuera “al pelotón” integrado por el resto, que va desde los asalariados privados hasta la pequeña y mediana empresa, pelotón que “si pincha” queda lejos “del malla oro” preferido y priorizado por el presidente y la política oficial, es decir las grandes empresas locales e internacionales.