Bergara: este gobierno no escucha ni al FA ni al FMI; tiene una perspectiva miope de la crisis y la salida
03/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200703-BERGARA.mp3

Entrevistado en InterCambio el senador frenteamplista Mario Bergara, habló del proceso legislativo de la Ley de Urgente Consideración (LUC), defendió la actuación del Frente Amplio (FA) ante el gobierno, se refirió a la crisis y las vías de salida y repasó varios asuntos de la agenda política.

Bergara contó que la discusión y el tratamiento legislativo de la LUC “fue un proceso intenso” y pleno de “cosas que marcan el relacionamiento parlamentario futuro”. Remarcó las críticas genéricas del FA por tener que abordar la instancia “a la carrera” y la “baja calidad legislativa” resultante.

Valoró como “un disparate, inaceptable” la afirmación del diputado blanco Alejo Umpiérrez de que ´la democracia volvió al Parlamento´ con la autodenominada ´coalición multicolor´. “La democracia al Parlamento volvió en el año 85, por la lucha del pueblo uruguayo”, puntualizó Bergara, calificando la aseveración de Umpiérrez como “de baja estofa”.

Durante la discusión se logró “participación de la sociedad civil (…) a impulso del FA en buena medida”, pero aun así “a la carrera”. No obstante, el proceso legislativo “a la interna del FA también fue rico” y produjo una “muy buena experiencia, que presagia un trabajo con talante unitario”.

El ex ministro de Economía admitió que en la coalición-movimiento de izquierdas “hay gente que ha hecho planteos” críticos a bancada y cúpula por actuar con insuficiente o escaso tono opositor, por carecer de firmeza ante un gobierno insensible y antipopular y por votar gran parte de la LUC.

“Yo discrepo” con esas críticas, puntualizó y fundamentó que “si el Parlamento no hubiera hecho” los cambios que hizo a instancias del FA, “la Ley que salía era peor”. “Nosotros logramos mejorar un montón de aspectos” que reseñó a continuación, entre ellos “cosas muy gruesas que quedaron por el camino”, entre las cuales algunas sobre Ancap y Antel.

Sugirió que quizás esas críticas deriven al menos parcialmente de que “perdimos las elecciones, perdimos el gobierno, perdimos las mayorías parlamentarias”, realidad que muchos estarían olvidando y con la que hay “frenteamplistas que todavía están enojados”. Pero más allá de esto, recalcó acerca de la LUC que “logramos minimizar daños”, “votamos en contra de las cosas malas” y “en otras acompañamos” por valorarlas positivamente.

Luego habló del capítulo de “la mal llamada libertad financiera” y de la preocupante posibilidad de pagar y realizar transacciones en efectivo por “más de 100.000 dólares”, algo que “facilita el lavado de dinero” porque le “abre la puerta”. “Además eso nos va a traer” problemas “reputacionales” con “el GAFI”, con el que “Uruguay tiene una muy buena evaluación”.

Después se refirió a las dificultades y penurias que vastos sectores de la sociedad están padeciendo por la crisis socioeconómica y criticó a “la ministra” de Economía, Azucena Arbeleche, porque “dice” que el gobierno brinda “apoyos básicos” a toda esa gente “pero no lo hace”, y no lo hace “ni en magnitud ni en cobertura”. Esto fue parcialmente atribuido por Bergara a la evidencia de que en el gobierno prima el criterio “del director de la OPP”, justo cuando “todos los países del mundo van a salir más endeudados de la pandemia”, pero “acá se sigue” priorizando lo “fiscal”.

Ejemplificó esta diferencia citando a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), la búlgara Kristalina Gueorguieva, quien está “reivindicando la renta básica universal que está discutiendo España”. “Este gobierno no escucha ni al FA ni al FMI” y exhibe “una perspectiva miope” de la crisis y la salida de ésta, porque “lo que no gastemos ahora lo gastaremos con creces” a la hora de “la recomposición” de las cuentas públicas. A esto se agrega -o se resta- el efecto del “recorte presupuestal” del 15% y que “ya está empezando la rebaja salarial (…) importante”.

Desestimó el argumento habitual del sector privado y su representación partidaria según el cual en coyunturas como la presente, mantener al alza el salario perjudica la preservación del empleo. “En 10 años” de gobierno del FA “creció muchísimo el empleo y creció muchísimo el salario”, razonó.

Señaló también que “si uno le quita poder de compra a los trabajadores y los pasivos, eso no se va a recuperar” y además se golpeará al mercado interno ya que “la inmensa mayoría del empleo” en el país “lo generan las medianas y pequeñas empresas”.

Por lo tanto, “si uno le quita combustible a esa demanda doméstica, eso va a estar afectando” a la baja a la economía. Entonces “todo el combo” oficial “va a hacer que la situación empeore más y que no tengamos las mismas herramientas para la recuperación”, alertó.

Más adelante, el entrevistado se refirió con preocupación al proceso mundial en curso de “debilitamiento de las organizaciones multilaterales”, según las palabras de “Enrique Iglesias”, porque en este escenario “los poderosos tienen vía libre” para avanzar sobre los Estados y sociedades.

Vinculó este asunto con el conflicto interno del gobierno en torno a la próxima presidencia del BID, aunque “el gobierno tiene problemas para conformar el equipo” en general, con “gente que entra y sale” en una dinámica que “no sé si tiene precedentes”. “Es realmente preocupante”.

Luego recordó además que durante el ciclo de gobierno del FA “se crearon los mercados domésticos en moneda nacional, que antes no existían y que es la forma de empezar a des-dolarizar la economía”. En virtud de eso “el Uruguay es una economía bastante más des-dolarizada que hace 15 años”.

Aludiendo a un eslogan de campaña de la candidata a intendenta de Montevideo por la ´coalición multicolor´, Laura Raffo, el ex presidente del Banco Central enfatizó en que “deberíamos institucionalizar el mecanismo de las auditorías (…) para que no se utilicen como práctica de política menor” en campaña electoral. “El FA las hizo” sin gritar y vale hacerlas “en todos lados, en las 19 Intendencias y en todos los ámbitos” estatales.

Sobre sus expectativas hacia las elecciones departamentales y municipales de setiembre, Bergara expresó que “aspiro a que el Frente retenga las seis Intendencias que hoy tiene”, más la posibilidad de ganar la de Cerro Largo, dado que Rodolfo “Nin es un excelente candidato”, figura “de alto nivel”.