Bandera blanca: China y EEUU firmaron la primera fase del acuerdo para terminar la «guerra comercial»
16/01/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/01/200115-04-CONT-CHINA-M24_1.mp3

La rúbrica, realizada este miércoles 15, pone paños fríos al conflicto arancelario iniciado por Donald Trump en 2018. Sputnik consultó al experto en economía asiática Sergio Cesarín.

El presidente estadounidense Donald Trump y el viceprimer ministro chino Liu He confirmaron la puesta en práctica del documento en una ceremonia en la Casa Blanca. La «Fase 1» suspende la guerra comercial entre las dos más grandes economías del mundo, aunque requerirá al menos una fase más para resolver las diferencias restantes en torno a las demandas estadounidenses.

«Llegar a un acuerdo significa que por lo menos ha habido una desescalada del conflicto. (…) Las dos partes tuvieron que reconocer que al menos un pacto muy básico era necesario», analizó en diálogo con Sputnik Sergio Cesarín, licenciado en Relaciones Internacionales, posgraduado en economía y especializado en Asia».

«Si lo viéramos como un conflicto bélico sería un armisticio. Porque las condiciones estructurales, en términos de agenda de diferencias de percepciones económicas centrales, este acuerdo no las soluciona», agregó.

Sin embargo, esta instancia da pasos hacia un mejor entendimiento gracias a compromisos como la compra anual de productos estadounidenses por un total de 200.000 millones de dólares por parte del gigante asiático y su compromiso en lo referente a protección de la propiedad intelectual. Como contraprestación la nación norteamericana levantará los aranceles impuestos a productos chinos y no agregará nuevos.

Para Cesarín, EEUU ha salido airoso de la disputa. En primer lugar, porque a pesar de las respuestas chinas el país mantuvo el crecimiento y la alta tasa de empleo, y en segundo término porque logró compromisos de su rival.

«De alguna manera el primer gran efecto que EEUU quería lograr, más allá de reducir el déficit comercial, era contener de alguna manera a China sobre ciertos aspectos económicos, comerciales e incluso de influencia política. Lo que ha logrado a través de una postura rígida del presidente Trump en el campo comercial, que evidentemente se traslada al campo tecnológico, militar, etc.», señaló.