Artículo del presupuesto sobre licencias médicas en la función pública va a «contracorriente» de recomendación de la OMS, sostuvo Scavarelli
20/09/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/09/20200919_A.SCAVARELLI.mp3

Foto: Santiago Mazzarovich/adhocFotos

Alberto Scavarelli, ex director de la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC) durante el gobierno anterior, dijo a INFO24, además, que de aprobarse este proyecto presupuestal habría una pérdida salarial de los funcionarios, por el descuento de una licencia médica de tres días.

En el proyecto presupuestal se establece que, en los tres primeros días de licencia por enfermedad, el Estado dejaría de cubrir el ingreso salarial de los trabajadores públicos, lo que conllevaría a una pérdida del salario real. «Tres días es bastante más que los ingresos de un funcionario», indicó.

El artículo 28 del mensaje presupuestal señala que “todos los funcionarios presupuestados o contratados con excepción de los Magistrados del Poder Judicial, diplomáticos y funcionarios de Entes Autónomos y Gobiernos Departamentales, no tendrán derecho a percibir retribución alguna por un período de hasta tres días de licencia por enfermedad”.

Asimismo, sostiene que “a partir del cuarto día de inasistencia hasta su reintegro a la actividad, su remuneración será el equivalente al 70% (setenta por ciento) de su salario por todo concepto, excluidos los beneficios sociales y antigüedad. El salario, a los efectos de esta norma, es el que corresponde a su cargo, con exclusión de las partidas por locomoción, viáticos y horas extras. En los casos que el funcionario haya sido hospitalizado percibirá el 70 % (setenta por ciento) de sus retribuciones, a partir de la internación.

“Esto es una medida a contracorriente de lo que pide la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este fenómeno se conoce con el nombre de presentismo patológico, es decir que el funcionario aun estando enfermo va a trabajar con síntomas visibles porque no puede perder estos tres días”, explicó el ex jerarca.

Con esta medida, en el marco de la pandemia, para Scavarelli existe un «altísimo riesgo» de incrementar focos de contagio, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS), exhorta que en los primeros síntomas el trabajador se quede en su casa.

Por otro lado, «las fallas de los mecanismos de contralor en materia de certificaciones falsas, eso es responsabilidad del Estado en hacer caer el peso de la ley en quienes emiten esas certificaciones, que son los profesionales de la salud, los que lo hagan, y naturalmente los propios funcionarios”.

Ya existen “medidas muy claras», al respecto acotó.