Arbeleche: Lineamientos presupuestales se basan en el ahorro y cada ministerio deberá ser creativo para administrar sus recursos en función de su programa
10/06/2020
17387

La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, detalló, que el ajuste de 900 millones de dólares propuesto para este año queda en un segundo plano por la pandemia. No obstante indicó que el presupuesto incorporará en su base el 15% de ahorro que se estableció para cada organismo por concepto de gastos de funcionamiento e inversión. Cada ministerio deberá abrir su presupuesto, ser creativo y reorganizar sus recursos para cumplir con su programa.

En la mañana de este miércoles 10, en el piso 11 de la Torre Ejecutiva, sesionó el Consejo de Ministros. Luego del encuentro la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, el director de Servicio Civil, Conrado Ramos y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (0PP), Isaac Alfie, brindaron una conferencia de prensa para detallar los principales criterios que guiarán la elaboración del presupuesto que regiría en el período 2021-2025.

Luego del encuentro Arbeleche informó que cada ministerio deberá trabajar con los recursos que actualmente dispone y puntualizó que si bien el gobierno atenderá la situación que ha generado la pandemia del COVID19, habrá un mayor ahorro.

La jerarca indicó que se elaborará el presupuesto con los recursos que actualmente se cuentan para cumplir con los compromisos asumidos en el programa de gobierno. “Dejamos la lógica de aumentar el presupuesto de acuerdo a los programas que se iban agregando”, subrayó. Informó que el pedido a cada ministerio es el de abrir el presupuesto y “ver cómo se está gastando cada peso”. “Apelamos a una gestión eficiente y moderna (…) cada ministerio podrá gobernar, no sólo administrar, el presupuesto heredado del 2020”, añadió.

Consultada por el ajuste de 900 millones de dólares que anunció en campaña el presidente Luis Lacalle Pou y su equipo económico, la ministra comentó que la prioridad es contener los efectos negativos sobre la economía que está causando la pandemia del COVID19. “Nosotros fuimos claros en un principio que íbamos a poner todos los recursos para atender la emergencia sanitaria y social, y para apoyar en particular a las empresas más pequeñas y medianas que necesitan ese apoyo para no caerse y transitar a lo largo de esta epidemia”, recalcó Arbeleche. Y agregó: “el ajuste de los 900 millones de dólares quedan en un segundo plano pero sigue vigente el concepto del ahorro”.

Asimismo, manifestó que el Fondo Coronavirus, que hasta ahora no tiene una fecha de vencimiento, permite “encapsular” todos los gastos relacionados con la pandemia para determinar su costo con precisión. “Nosotros mismos vamos a medir el aumento del gasto y el deterioro fiscal que vamos a sufrir en el 2020, vamos a saber cuánto de eso se debió a la epidemia y a los gastos que tuvimos que afrontar.

Respecto a nuevos ingresos de funcionarios al Estado, el director Nacional de Servicio Civil, Conrado Ramos, ratificó los conceptos detallados por la ministra. “La idea no es aumentar el gasto sino sacar el mejor rendimiento. Esto aplica para funcionarios presupuestados como para contratos de arrendamiento de servicios (…) los ministros tienen que reordenar el gasto de manera de dedicase a las competencias de sus ministerios y enfocarse a la gestión por resultados”, opinó Ramos.