Andrea Tuana: en la justicia española “son capaces de mandar presa a María por desobedecer una orden” si no entrega a su hija al padre
07/10/1919
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2019/10/20191007-TUANA.mp3

Entrevistada en InterCambio la activista feminista Andrea Tuana, integrante de la ONG El Paso, habló del caso de la mujer uruguaya María y su hija niña, que siguen adentro del consulado de Uruguay en Barcelona.

El consulado se negó a ser el ámbito para entregar a la niña a su padre por considerar que la justicia española no puede disponer nada respecto de las instituciones estatales uruguayas.

Tuana lamentó que “el Juzgado” español “del pueblo” de origen y residencia “del padre” de la niña, “desechó totalmente las pericias enviadas por el Poder Judicial uruguayo” y lo hizo “sin ningún argumento”.

En esas pericias se “comprueba” el ejercicio de “violencia doméstica” hacia la madre y la niña, “el terror que la niña siente por el papá” y una “alta probabilidad de abuso sexual” mediante el registro de “fisura anal” y “lesiones en la vulva”, además de claros “indicadores emocionales”.

Pero también la activista valoró que la decisión de la justicia uruguaya supuso desentenderse de lo medular del caso, “´yo no me voy a meter en esto, que lo resuelva España´” habría sido el espíritu de lo dispuesto para que la pequeña vuelva con el padre en lugar de quedarse aquí con la madre.

Y dado que “la violencia se diagnosticó” efectivamente, esas decisiones implican que “se banaliza la violencia” porque en definitiva “falta voluntad de la justicia” para proteger a la niña.

Después explicó una serie de vericuetos legales relacionados a la posterior aprobación y vigencia en nuestro país de la Ley Integral contra la Violencia Basada en Género.

De todos modos, matizó la entrevistada, “la justicia uruguaya la mandó con medidas cautelares” a España pero “la justicia española, un mes y medio después, les hizo pericia a las dos y descartó las medidas cautelares”. Allí se diagnosticó muy negativamente a la madre, a diferencia de lo peritado en Uruguay, y se estableció que la niña “corre riesgo al lado de la madre”.

“Creo que hubo un sesgo muy importante de la justicia” hacia la madre basado en el “preconcepto de que había secuestrado a la niña”, evaluó. Siguió reseñando el proceso en la justicia española y explicó que en ese país se habla de “´arrancamiento´” en estos casos con violencia y abuso.

Tuana contó también que en el entorno de la defensa de María se pidió la intervención de una relatoría internacional y se pusieron en marcha otros recursos a nivel judicial en España, donde “son capaces de mandar presa a María por desobedecer una orden” si no entrega la niña este miércoles.

Es una “situación de mucha angustia, mucha incertidumbre” en la que la mujer “está viviendo un castigo por proteger a su hija”. “Lo lindo es la solidaridad que está recibiendo por todos lados”, subrayó la activista.