Ancap suspendió abastecimiento a la Intendencia de Salto: “no se mide con la misma vara a otras Intendencias”
24/06/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/06/200624-CHIRIFF.mp3

Foto: Ricardo Antunez / adhocFOTOS.

Entrevistado en InterCambio el director de Ómnibus y ex director de Hacienda de la Intendencia de Salto, Gustavo Chirif, habló de la situación planteada con Ancap por la decisión de ésta de suspender el abastecimiento de carburantes a la comuna debido a una deuda generada en la pandemia.

Esa deuda de la Intendencia con la petrolera estatal “empieza en Marzo”, tras el inicio de la emergencia sanitaria en nuestro país. “La pandemia” produjo “una crisis muy importante” en Salto, donde quedaron “casi todos los comercios paralizados” en el centro de la capital departamental, por ejemplo, y ello determinó que “repercutiera en la Intendencia”, junto al hecho, además, de que “los centros termales se cerraron”, reseñó Chirif.

La comuna dejó de ingresar a su caja “7 millones de pesos mensualmente por Turismo (…) y en Ómnibus pasa algo similar”, aunque “nunca se dejó de brindar el servicio” ya que “de 32 coches se bajó a 18”. Pero el perjuicio financiero fue grande, al punto de que entre el 13 de Marzo y fines de Abril “había bajado 86% la venta de boletos”, ejemplificó el jerarca comunal.

Entre todos los rubros afectados, hasta ahora son “alrededor de 120 millones que pierde la Intendencia de ingreso” en estos casi cuatro meses, porque “hasta Febrero la Intendencia venía pagando de manera normal lo que consumía de Ancap”, así como todas sus obligaciones, puntualizó.

La comuna presentó una fórmula de pago de los 21 millones de pesos que debe a la empresa pública, con flexibilización hasta fin de año, propuesta que Ancap no aceptó y entonces “este lunes de forma unilateral Ancap decide no entregarle más combustible, portland y líquido asfáltico” a Salto, cuando “a Cerro Largo” se le dio facilidad para lo mismo, hasta fin de año.

“Llama la atención esto, hasta el presidente de la República” ha hablado de “ser flexibles en todos los casos” pero en cambio “es muy inflexible lo que está haciendo Ancap”, siendo que en Salto “no se quiere caer en una moratoria de pago” sino que se propone “una flexibilización de pago”.

“No se mide con la misma vara a la Intendencia de Salto que a otras Intendencias”, reflexionó el entrevistado, quien añadió que además “el sistema de transporte de Salto es de la Intendencia” y no privado, por lo que ésta “absorbe” todas las pérdidas y eventuales déficit. No obstante, aclaró que la comuna no interrumpirá la provisión de ningún servicio público porque tiene la opción de comprarles a “los distribuidores”.