Análisis científico asegura que en los países donde la vacuna BCG está ausente la mortalidad por Covid-19 ha sido más alta
13/07/2020

Foto: Pedro Zafrón / adhocFOTOS.

La revista científica Nature publicó días atrás un artículo respecto a que la política de vacunación de BCG ha tenido un impacto en la pandemia. «El análisis de los datos de los países con más de 1000 casos notificados de COVID-19 ha demostrado que la incidencia y la mortalidad fueron más altas en los países en los que la vacuna BCG está ausente o se ha suspendido, en comparación con los países con vacunación universal», sostiene el estudio.

Recientemente la revista científica con sede en Londres, Nature, publicó un artículo sobre una hipótesis respecto a los motivos por el cual en algunos países han estado menos afectados que otros por la presencia del covid-19.

Si bien la propagación de este síndrome respiratorio agudo severo, generado por el Coronavirus 2, no es uniforme a nivel mundial lo que hasta el momento no se logra comprender del todo, existe una hipótesis que establece que la vacunación universal de la BCG en algunos países incidiría en los niveles de mortalidad.

«Nuestro análisis de los datos de COVID-19 de países con vacunación universal BCG, vacunación descontinuada y países que nunca adoptaron la vacuna BCG sugiere que la incidencia y la morbilidad de la enfermedad se reducen en los países con inmunización universal BCG en comparación con aquellos que no han adoptado la vacuna», señala el artículo.

Y añade: «Un análisis adicional de la susceptibilidad relacionada con la edad a la enfermedad COVID-19 ha revelado que los países con vacunación universal exhiben una incidencia reducida de la enfermedad en todos los grupos de edad. Los países que descontinuaron la vacunación parecen mostrar una incidencia de la enfermedad a niveles intermedios entre los países vacunados y los no vacunados. Hubo diferencias significativas en la mortalidad en todos los grupos de edad entre los países vacunados y no vacunados, aunque no hubo diferencias entre los países no vacunados y aquellos que han suspendido la vacunación».