Álvaro Villar: Raffo es candidata de una coalición que no está unida y en la que en 4 meses cayeron 11 jerarcas muy importantes
08/07/2020
https://www.m24.com.uy/wp-content/uploads/2020/07/200708-VILLAR.mp3

Entrevistado en InterCambio el candidato del Frente Amplio a intendente de Montevideo, Álvaro Villar, defendió el gobierno comunal que “en 30 años” hizo “una transformación total” de una “ciudad que estaba en ruinas” y desestimó las críticas de Laura Raffo, “candidata de una coalición que no está unida” y en la que “en 4 meses cayeron 11 jerarcas muy importantes”.

Villar prevé que de ganar su candidatura las elecciones del 27 de Setiembre en el Departamento de Montevideo, “la Intendencia va a demandar una dedicación a pleno” de su persona, “pero tengo unos pacientes que atiendo en forma crónica a los que me gustaría seguir viendo”, precisó al respecto.

Consultado por las críticas de la candidata de la ´coalición multicolor´, Laura Raffo, al manejo financiero de la comuna capitalina, el candidato respondió que eso es “la prédica de una candidata de una coalición que no está unida, no está armada” y que ni siquiera puede “resolver los problemas internos”. “En 4 meses de gobierno cayeron 11 jerarcas muy importantes, el canciller de la República acaba de renunciar a su cargo”, ejemplificó.

En las finanzas “hay que evaluar los 5 años. Claramente, del 2016 al 2018 hubo superávit” y entonces “se construyó un colchón en estos 2 años que permitió realizar las inversiones que se hicieron” en “todos los barrios del Departamento” como “resultado de una acción correcta”, puntualizó.

Al mismo tiempo, todo eso ha sido “resultado de 30 años de gestión, de transformación total” de “una ciudad que estaba en ruinas” a inicios de 1990, en la que “no teníamos las playas habilitadas para baño” ni muchas otras cosas, luego cambiadas y construidas, de las cuales mencionó varias.

“Sobre esa base tenemos el desafío de pegar un salto en la ciudad y arreglar cosas que no hemos podido arreglar”, como “la limpieza” y “el transporte”, ítem este último respecto del que “la mejor opción para los usuarios del transporte colectivo es apoyar a un gobierno” que vela por los intereses “de los trabajadores, los estudiantes” y el público de a pie en general, recordó.

Destacó la necesidad de “unir” esfuerzos en materia de transporte con la Intendencia de Canelones y la de San José. Defendió la iniciativa para instalar un “tren-bus” en la capital y abogó por “recuperar esos espacios de vecindad, de barrio, para que los niños puedan jugar en la vereda”, dado que en las últimas décadas “le entregamos los espacios públicos al auto”.

Habló también de los beneficios de construir en la zona del actual Mercado Modelo “un barrio que pueda tener las mejores condiciones respecto al agua, el procesamiento de la basura”, así como de la conveniencia sanitaria y ambiental de que “plantemos árboles medicinales” en espacios públicos.

El entrevistado enfatizó que “obligatoriamente tenemos que ir hacia la promoción del transporte activo”, incluyendo “la caminata” y potenciando el hecho de que “en Montevideo se camina mucho, eso es positivo”. Pero “para eso tiene que haber mejores veredas” que protejan la integridad física y faciliten el desplazamiento de las personas con “dificultades motoras”.

“Es un cambio fundamental, la Intendencia tiene que hacerse responsable de las veredas”, incluyendo “los accesos a los asentamientos”, y tiene que extender “las bici-sendas” así como disponer “calles (solo) para bicicletas”.
Continuó desarrollando los temas de Transporte y Movilidad y aseveró que “se puede hacer mucho en 5 años, transformaciones grandes” que deben proseguirse y profundizarse para evitar que se repita lo sucedido “con la clasificación” de residuos urbanos, que “se empezó” pero después se frenó.

Asimismo, explicó, “la tarjeta STM puede crecer como un camino de solución para muchas cosas”, por ejemplo para promover esa clasificación y para controlar con seguridad los movimientos diarios de los escolares.

El ex director del Hospital Maciel considera que “el tema de la basura y la limpieza (…) es el desafío más grande que tiene la Intendencia” junto al de “los asentamientos”. El primero, “en gran medida es un tema de gestión humana” y además “tiene que ver con una gestión de conflictos” entre “los sectores que se benefician” con los residuos y aquellos que se perjudican.

Pero es indispensable “también trabajar sobre la actitud de todos los montevideanos en torno a los residuos”, porque “tiene que haber un cambio cultural” en el hábito masivo de usar las calles y veredas como basureros. Y “las Alcaldías son clave en la gestión” de éste y otros temas relevantes, aunque se impone dotarlas de “recursos” para que puedan hacerlo, apuntó.

Subrayo que “el gobierno de los próximos 5 años tiene que ser un gobierno de diálogo (…) con el gobierno nacional (…) y las Intendencias”, aspecto para el que se cuenta con esa “herramienta maravillosa que es el Congreso de Intendentes”. Villar proyecta “un gobierno donde negociemos” con el gobierno nacional, del que espera continuidad en el flujo de dinero para la Intendencia, ya que “de no mantenerse se va a perjudicar la mitad del país”.

Habló del tema Salud y dijo que “la Intendencia tiene que buscar cuál es el rol de nuestras policlínicas en el Sistema Nacional Integrado de Salud”.

En cuanto al plano partidario, evaluó que “el Frente se ha transformado mucho pero tiene grandes peligros”. Un desafío de la coalición-movimiento es “ser capaz de procesar una autocrítica”, a partir de elementos como “los daños que nos hicieron los 15 años de gobierno”, el perjuicio del “ejercicio del poder y lo que significa el gobierno” al haberse debilitado de hecho a sectores partidarios y organizaciones sociales para cubrir cargos estatales. Y a la par de esto “hay que ver cómo recuperamos la estructura del Frente”.