EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Viaje

Alfie: No hay recortes, sino eliminación de grasa y bastante
09/09/2020
Descargar Audio

Daniel Rodriguez /adhocFOTOS

«No podemos tener contratos sin ningún retorno. No podemos hacer una inversión sin medirla. No podemos tener política que no las evaluemos y seguimos poniendo dinero arriba de la misma política y cuando la evaluamos tenemos un resultado que no da resultado (…) el orden financiero es la estabilidad, dijo el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

El jerarca detalló algunos de los principales ejes del proyecto de ley del presupuesto nacional que el Poder Ejecutivo entregó el 31 de agosto al Parlamento y que por estas horas está siendo analizado en la Comisión de Presupuesto Integrado con Hacienda de la Cámara de Diputados.

Alfie dijo en entrevista realizada por el informativo central de Subrayado que «hay que saber de dónde venimos. Venimos de 5 años de estancamiento y los últimos dos años de recesión. De hecho, el PBI del primer trimestre del 2018 era mayor que el último trimestre del 2019».

Asimismo, explicó que en términos generales este presupuesto es un reordenamiento del gasto. «Cuando uno mira las cifras desagregadas en términos de inversión, donde están las inversiones que se están haciendo mediante las PPP (Participación Pública Privada), más unos programas de vivienda que están casi por fuera del presupuesto que, por la forma en que se está instrumentando será por inversión privada a través de un subsidio (aproximadamente unos 60 millones de dólares anuales), destinado a la demanda, no a la construcción», expresó.

Respecto a esto, puntualizó que es un programa pensado para la clase media que se instrumentará a través de un fideicomiso y que podría – aunque no lo aseguró – participar las Afaps como agente de financiación. A esto se sumarían fondos provenientes de la enajenación de bienes del Estado para programas de vivienda en asentamientos.

En relación a las transferencias para las intendencias, Alfie sostuvo que éstas están dirigidas hacia las inversiones, aunque, al margen de esto, la concepción global es que no se aumentarán los impuestos y al tiempo que el producto crezca, la carga tributaria en términos del PBI empezará a caer lo que permitirá, a su entender, liberar más recursos para el sector privado, «quien puja por el crecimiento y por la generación de empleos y de ingresos».

Además, subrayó que existe un cambio en la reglamentación en la ley de promoción de inversiones y la facilitación de residencias de extranjeros, lo cual no sólo traería inversión al país en dinero sino también en capital humano.
En otro orden, explicó que hay un sector de la población que ha quedado atrás en el proceso de globalización, dada las dificultades que atravesó el país en los últimos 15 años.

«Más del 50% de los jóvenes de 15 años no tienen habilidades mínimas para superar la prueba de matemáticas (…) ni que hablar cuando tomamos el quintil más bajo de ingresos. Todo esto se está tratando de revertir en el presupuesto», indicó.