EN VIVO

1 seg
|
1 seg

El Reparador de Sueños

Alfie aseguró que el presupuesto será en lo social “el más potente de los últimos años” y cuestionó a la OPP anterior por “gastos superfluos”
11/08/2020
Descargar Audio

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS.

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie, dijo que las principales prioridades del presupuesto nacional que en semanas enviará el Poder Ejecutivo al Parlamento serán la educación, la vivienda y la seguridad interna, aunque sostuvo que el gobierno ajustará gastos que a su entender están duplicados o triplicados. Además, sostuvo que habrá que eliminar «gastos superfluos» como ocurrió en la anterior administración de su organismo donde dijo que se habían realizado, por ejemplo, dos fiestas de 600 mil pesos.

Entrevistado este lunes en Telemundo, Alfie explicó que desde el punto de vista social el próximo presupuesto será «el más potente de los últimos años por lejos». Indicó que las prioridades serán la educación, la vivienda y la seguridad interna.

«Hemos identificado 391 programas que atienden en general cosas parecidas, cada uno en distintos incisos, en distintas dependencias, sin coordinación», señaló.

En este sentido, manifestó que se ajustará en gastos de administración, pero «en términos del gasto per cápita de la enseñanza no va a bajar nada».

Además, dijo que el desafío es generar el capital humano para el siglo XXI y no educar para mediados del siglo XX, para generar las condiciones al sector privado y que éste se sienta atraído a invertir y generar empleo.

Asimismo, subrayó que el objetivo es contar con programas de enseñanza abocados al siglo XXI y direccionados específicamente para que en los sectores de ingresos bajos y muy bajos reciban la educación que les permita poner en el siglo XXI.

Otro de los ejes del presupuesto está marcado por la «coordinación interinstitucional» dentro de todo el sector público, a los efectos de que los recursos sean bien direccionados.

«Que las políticas de alivio a la pobreza y a las carencias críticas no sean solo de alivio, sino que sean políticas para sacar a la gente de esa situación de manera sostenible y sustentable. Para ello también se precisa un resultado fiscal razonable. Nadie puede pensar que es sostenible endeudarse a 2.800, 3.000 millones de dólares por año en un país como Uruguay. Las políticas de alivio a la pobreza medidas solo por la línea de pobreza han demostrado su falta de rigor. No saca a nadie de la pobreza, lo perpetúan. Se movió un poquito el termómetro, el 13 de marzo y nos aparecieron 830 mil personas con enormes carencias», enfatizó.

En otro orden, Alfie opinó que el gobierno no hará recortes, sino que se eliminarán «ciertos excesos, ciertos despilfarros o derroches».

«Algunos ejemplos son bastante claros. En mi misma oficina tengo gastos. El año pasado dos fiestas de 600 mil pesos. Hay cantidad de ediciones de libros de los cuales el 98% están guardados en la OPP. No fueron ni siquiera repartidos. Son algunas centenas de miles de pesos. Gastos superfluos. Cuando uno suma son decenas y decenas de millones de dólares», sintetizó.