˂ Volver a Portada

Info 24

Alfie acordó un protocolo con la Asociación de Salones de Fiestas que Salinas modificó y ahora no convence a los empresarios

Logo de M24 en blanco

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS

Escuchar

Según señaló a Info24 Javier Abal, presidente de la Asociación de Salones de Fiestas del Uruguay (ASFU), en una reunión que mantuvieron con el Director General de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie, se les presentó un protocolo diferente.

Uno de los sectores que debió suspender sus actividades en marzo debido a la pandemia, fue el de los salones y organizadores de fiestas y eventos.

El Poder Ejecutivo dio a conocer en las últimas horas a la Cámara de Eventos del Uruguay el protocolo para fiestas, como los cumpleaños de 15 o casamientos.

Las autoridades sanitarias resolvieron que los eventos no pueden durar más de cuatro horas y no debe haber más de 80 personas en los espacios interiores, por otra parte, no puede haber una cantidad superior a 100 en espacios exteriores.

La organización de estos espectáculos esperaba una habilitación sobre las pistas de baile, pero las mismas permanecen aún prohibidas.

Según señaló a Info24 Javier Abal, presidente de la Asociación de Salones de Fiestas del Uruguay (ASFU), en una reunión que mantuvieron con el Director General de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie, se les presentó un protocolo diferente.

Abal recordó que habían tenido una reunión concertada por Alfie, donde se les presentó un protocolo con bailes al aire libre, hasta 150 personas. «Cuando estaba a punto de ser firmado, lo pide el ministro Salinas, que vuelva el expediente por temas de contagios y demás. Se demoraron dos semanas y salió una nueva versión que a nosotros no nos conforma», explicó el dirigente de la gremial.

Ante este nuevo escenario de ida y venidas, Abal se preguntó: «¿cuál es la intención del gobierno? ¿Ponerse de punta de con nosotros?».

Además, cuestionó que se les prohíba utilizar el aire acondicionado cuando en otros espacios cerrados se hace y cuando en época de verano, con 80 personas en un local, utilizarlo es algo necesario. «Tiene detalles que cuando lees la letra chica, decís me están tomando el pelo. Si para la tribuna decís estamos habilitando fiestas y en la práctica es inviable», subrayó.

Este rubro nuclea entre 35 y 50 mil personas, integrado mayoritariamente por pequeñas empresas que, frente a esta situación, han tenido que sobrevivir nueve meses sin ingresos, aunque asumiendo los gastos de los emprendimientos.

Muchos están “bajando sus cortinas”, acotó.